Filosofía: Hombre, Naturaleza y Símbolo - Parte 2


La vez pasada comentábamos acerca de la posibilidad del lenguaje y el hombre como símbolos naturales, y nos preguntamos, a manera de preludio, si estas categorizaciones no representan, en alguna escala, una especie de simbolismo que pudiera fungir como una fuente de aplicación más amplia. Seguimos preguntándonos, con aparente insistencia, si el origen del lenguaje, como el del arte y la religión, no se remonta a una cultura poco asentada todavía, con mirad a la curiosidad por esa realidad objetiva que tanto interesó a los antiguos. 

Pero dogmas aparte, debemos cuestionar si eso que buscamos alcanzar no presenta ya un carácter inasequible. ¿Cómo definir el fenómeno que se nos presenta? Darle conceptos modernos es objetivarnos en él. ¿Por qué comenzar de esa manera? ¿Por qué incluir metafísica premeditada sin antes congeniar el fenómeno con su aparente simbolismo cultural?

Idealismo y Materialismo son “dogmas” en disputa, como lo han sido Espiritualismo y Naturalismo. Es por eso que el simbolismo se ha vuelto un acontecimiento de notable envergadura, un espacio en el cual las fronteras entre ciencia y metafísica lucen preocupantes.

Ahora bien, no queda fuera de nuestra responsabilidad mencionar que la interpretación de lo que acontece siempre está directamente vinculado a los hechos experimentales, encaminados a conceptos fundamentales. Aquí tienen la voz, o más bien la solicitan, la psicología y la psicobiología, en su etapa moderna, camino ver en qué forma la realidad se sitúa en la transformación del fenómeno como evento objetivo.

Cualquier supuesto práctico con el que comencemos forzosamente hunde sus raíces en un sitio muy puntual: la determinación conceptual del lenguaje. En vez de preocuparnos por creer que la relación del lenguaje con su objeto (en este caso el fenómeno) servirá para ilustrar la incógnita cultural, más bien deberíamos posicionarnos en otro ámbito: el símbolo del hombre natural como reflejo del lenguaje simbólico. Lenguaje emotivo.

El lenguaje es lógico. El lenguaje es una unidad con coherencia propia y funciones sintácticas todavía analizables. ¿Dónde queda la referencia que lo sustenta con el significado?

Fin de la Parte 2 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"