Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

Death Note.

Imagen
Cuando se toman libertades agridulces.



Recuerdo cuando vi el animé Death Notepor primera vez. Fue algo asombroso, absorbente y complejo. Estos adjetivos se los otorgo porque encontré en ese animé algo que me llamó la atención bastante: una historia sobre justicia vista desde dos perspectivas diferentes. Cada una igual de válida que la otra, no obstante, matizadas por contextos desiguales. Esta ingeniosa propuesta trajo consigo protagonistas verdaderamente interesantes: uno demasiado brillante y el otro demasiado intuitivo. Así, la trama y sus conflictos respectivos en Death Note se basaron en un trepidante juego entre el gato y el ratón, donde uno es el muchacho más inteligente de su escuela y el otro el detective más famoso del mundo. Dos piezas en un rompecabezas que da para las mejores historias de misterio, persecución y acción psicológica desbordante. 
El ambicioso proyecto inicialmente fue liderado por Warner Bros., quien luego de conocer el nivel de violencia gráfica de la histo…

Cara de Guerra.

Imagen
Una visión realista de la guerra.



Cuando empecé a ver esta película, me atrapó el conjunto de peripecias que los marines tenían en plena Guerra de Vietnam, un suceso histórico que, en lo que a mí respecta, no ha sido TAN explotado como la WIIW y que, incluso, es un evento más enriquecedor por misterioso. Y es porque esa primera parte, centrada mucho en lo emocional desde la perspectiva social, fue interesantísima. Podía ver al típico hombretón gordo, inocente e inepto no ser capaz de responder al llamado de su general. En cada una de las actividades que le correspondían. Así, el hombretón termina recibiendo el apoyo de uno de sus compañeros, para posteriormente recibir la venganza de sus compañeros marines por no saber adaptarse al régimen. Hasta que llega el trágico destino que concluye con la primera parte, y con ello Kubrick nos dirige a la segunda, ya centrada completamente en la guerra, espacio en el que -afortunadamente- no escatimó en mostrarnos la crudeza de lo que significa …

Haunter.

Imagen
Como Hechizo del tiempo, pero con toque de terror.



Todos conocemos la película del famosísimo Bill Murray en Hechizo del tiempo (o Groundhog Day, de 1993). En esa película, Phil (Murray) se encuentra inexplicablemente atrapado en un solo día, el de un festival. No sabe que hasta que no acepte su realidad, no podrá "seguir" con su vida. Se trata de una de las mejores películas norteamericanas y mi opinión es que, en parte, se debe a la brillante mezcla de comedia y ficción que la trama encierra. Bueno, Haunter (El fantasma de la noche), con Abigail Breslin en el estelar, retoma la idea de la repetición del tiempo con algunas variantes. Una de ellas, el terror. La otra: que más a que "desprenderse" de la maldición, es conocer a las personas que comparten su suerte y salvarlas de un peligro mortal, una clase de peligro que ni Lisa (Breslin) ni el resto de su familia advierten hasta muy avanzada la película, una forma particular de construir la película en la que inse…

Annabelle 2: la creación.

Imagen
Una precuela decente.



Me resulta difícil hablar de esta película. No sé por dónde comenzar: efectos, dirección, actuación, historia o duración. Puedo iniciar diciendo que la protagonista Janice (Talitha Bateman) es estupenda en su papel. Porque, primero, es la más empática con una cinta que, de entrada, te pide que como espectador sigas creyendo en la mitología de horror que James Wan propuso con el El Conjurosin que ésta se sienta "desgastada"; y segunda, porque la actriz logra imprimir un lado emocional realmente convincente en su personaje. Es el primer personaje que, contra las indicaciones que se le dan, se arroja de lleno a descubrir los misterios de la casa a la que la llevan como Orfanato. Es el personaje #1 en advertir el mal que los acecha paulatinamente a todos, con bondad o no incluida y, por cierto, el más humano al padecer una condición física que la vulnerabiliza frente a los demás.
Y ese mal, que sabemos que despertará eventualmente en la horrorosa muñeca, tie…

Mi vecino Totoro.

Imagen
Hay más de lo que ves.



Quiero pensar que Hayao Mizayaki es una leyenda, especialmente por el tipo de historias que maneja. A mi colección de análisis sumo Mi vecino Totoro, una peculiar historia sobre un papá dividido entre el exceso de trabajo y tener que lidiar con la enfermedad de su esposa, al tiempo que debe cuidar a sus dos hijas. Yo creo que esta parte de la atmósfera emocional de la cinta es, digamos, el pretexto para sumergirnos en el meollo que interesa a Mizayaki: Totoro. Aquí el escritor-director integra, como en Chihiro, Nausicaá, Mononoke, y una veintena de películas más, una constante parece ser la idea del espíritu habitante en extrañas tierras que sirve de guía al humano curioso. 
Y dicho eso, me gustaría resaltar algo: Miyazaki ve en la mujer el símbolo de fortaleza y curiosidad incansable que, en lugar de miedo, experimenta curiosidad, alegría y valor. En Chihiro la mujer representó la fortaleza, la seguridad; la integración de diversos valores suficientemente fuer…

Filosofía: Hombre, Naturaleza y Símbolo - Parte 3

Imagen
La última vez hablamos del lenguaje como posible referencia con la realidad y, dado el caso, lo veíamos como compleja estructura que dice más de lo se puede creer sobre el entorno y, de paso, las ciencias naturales. Decíamos que la "determinación conceptual del lenguaje" yace en la integración/definición de elementos externos, pues como tal, el lenguaje es cambiante. Porque, si el lenguaje es nuestro vínculo principal con el exterior, con lo que entendemos por mundo, entonces hablaremos un sistema cuyo andamiaje es siempre relativo al entorno al que buscamos encauzarlo o, en su defecto, entenderlo. 
Entonces, este panorama nos conduce ahora al dilema convergente: ¿Qué diferencia hay entre lenguaje preposicional y lenguaje emotivo? Esta dicotomía representa la frontera, simbólica en el mejor de los casos, entre el mundo humano y el animal. Al respecto Koehler se pronuncia, pues juzga pertinente pensar que el lenguaje es algo trascendental al mundo animal. Quizá desde el punt…

Seven: los 7 pecados

Imagen
Cómo hacer un buen thriller. 






Tenía un buen rato que no disfrutaba un viaje de emociones, misterio, sospecha y acción en la medida en que ésta obedece al género de "sigue las pistas que te conducirán al asesino". Lo he dicho ya en tres ocasiones, cuando hablé de Crimen y Castigo en mi tesina, cuando analicé la obra de corte "Ku Klux Klan" de Katzenbach y la única obra de suspenso de JK: el crimen nunca pasará de moda. Porque evidentemente interesa muchísimo al lector/espectador descubrir quién comete el crimen y por qué. Y dejando de lado las causas (que si está enfermo, que si está loco, que si fue por dinero, por venganza, etc.), es un género vivo, nutrido profundamente en sus raíces por el misterio, por esas migas que el director va dejando a lo largo de la trama y que, por consiguiente, su habilidad para narrar en bellas imágenes, cómo dos "no proclamados héroes" deciden atraparlo porque la ley es la ley.

David Fincher, al día de hoy un maestro del su…

Psicópata Americano.

Imagen
La matanza como supresión emocional



Christian Bale siempre da de qué hablar. Ya sea por su absoluto compromiso en los papeles que interpreta como por la aparente devoción psicológica que plasma en ellos. El que recientemente fuera Batman en la saga de Nolan me deja aquí con una prueba irrefutable: es un BUEN actor. Un histrión con un rango emocional que envidiarían -ejemplo- Tobey McGuire y Ben Affleck, pues en pocos segundos Bale es capaz de pasar de la ataraxia a la represión, de la alegría a la violencia, y todo, absolutamente TODO se lo creo. 
Ya desde los primeros minutos donde me habla de su estado hipocondríaco, matizado por un exceso deseo de salud, meticuloso, frenético y quizá además rígido, obsesionado a niveles impresionantes con su salud física, Bale nos sumerge en la piel y compleja psicología de Patrick Bateman, un personaje de cierta posición en una empresa, uno que puede escoger dónde cenar y con quién salir, siempre que el encargado de recepciones no se ría por teléf…

El Precio del Mañana.

Imagen
La metáfora perfecta sobre lo valiosa que es la vida.



Quisiera pensar que El Precio del Mañana (In time) es una premisa original, pero Momo de Michael Ende le ganó. Tanto en su versión literaria como en la fílmica, la novela de Ende, también famoso por su Historia sin fin, nos habló sobre lo valioso que es la vida a partir del tiempo, recurso que "escasea" conforme nos sumergimos en toneladas de actividad todos los días. La famosa frase "no he tenido tiempo" (cuando de hecho sí lo tenemos, pero lo invertimos en lo que juzgamos nos da beneficios a corto, mediano y largo plazo) nos ronda en la mente todo el tiempo.

El Precio del Mañana (In time, Dir. Niccol, 2011) plantea la interesantísima visión de un mundo (¿futurista? ¿contemporáneo?) donde la economía ya no es el dinero, sino nuestro tiempo de vida. Es algo verdaderamente creativo -en sus matices psicológicos claro- presentar una historia que nos permite repensar nuestras costumbres, hábitos, sin ignorar deliber…

La Cura del Bienestar.

Imagen
Encono a lo contemporáneo.



No vi esta película en cines. Leí opiniones muy ambivalentes al respecto. La Cura Siniestra (o La Cura del Bienestar, por su título original en inglés) está basada en La Montaña Mágica, la novela de Thomas Mann, misma que evidentemente no he leído por lo que mi juicio es imparcial y falto del conocimiento necesario para entrar completamente a la materia que aquí me ocupa. Hecha esa aclaración, me sumerjo en el análisis que me llevará o a tu odio ante mi falta de comprensión o a tu aceptación, al tratar yo de desenredar los conceptos que la cinta de Gore Verbinski plantea en la historia protagonizada por Dane Dehaan y Jason Isaacs
Dehaan interpreta a Lockhart, un joven ejecutivo de esos que hemos visto antes: adicto al trabajo, distante con su familia y sin tiempo para sí. Hasta que es llamado por los alto ejecutivos de la firma para la que trabaja, quienes le asignan recoger a un antiguo jefe a unas instalaciones en las que se extravió misteriosamente y e…

Trainspotting: La vida en el abismo.

Imagen
Life-style? Why? 






Quiero pensar que los 90 fueron de Estados Unidos, simple y principalmente por el pregón televisivo que caracterizó a América del Norte, donde toda idea colocaba a la nación roji-azul como la predilecta, fueran historias de amor o de acción, contrabando o de misterio, terror o drama. Pero aquí acoto mucho el terreno al únicamente fronterizar el sector televisivo con respecto del ámbito musical. ¿Qué hay del medio auditivo? ¿Qué hay del crecimiento de la música? Si la cuna del conocimiento fue Europa, ¿el auge musical habrá acaecido ahí mismo? 
No puedo olvidar, por ejemplo, la corriente y huella que figuras como The Beatles o incluso Michael Jackson dejaron en el mundo. Si bien hoy día su aportación y trascendencia resuenan todavía con fuerza en el inconsciente colectivo, en la identidad cultural por excelencia -tanto que a la fecha se hacen conmemoraciones a sus respectivos legados-, es verdad que siempre ha habido exponentes para todos los géneros y aunque ellos fu…

El Club de la Pelea.

Imagen
¡Libérate!



"Aquí no somos maricas, somos cabrones con puro metal", parecería que eso es lo que me grita en los primeros segundos la música que acompaña a los créditos principales de El Club de la Pelea. No he leído la novela en que se basa, pero al contemplar este viaje de amigos imaginarios, drogas, sexo, muchos cigarros e ideas locas, por cuestión de estereotipos al límite no puedo evitar pensar en Día de Entrenamiento de Faqua donde el amigo de pensamiento libre como el viento que se la vive "Hey buddy! Hit me, HIT ME! Just once"  está presente y encarnado en un excelente Brad Pitt. ´che loco, muy culero, pero pocamadre cabrón, que contrasta velozmente con la personalidad de..de...de...del cabrón que interpreta Edward Norton.

Lo primero, las actuaciones, ¡estupendas! Espero que les hayan dado premios. Ese Brad Pitt-lo-que-le-sigue es un badass completo, liberado de sus inhibiciones, y aunque parece que comete errores más allá de lo perdonable, siempre tiene un …