Crítica a Ted 2


Con Ted 2 MacFarlane repite su fórmula como en la primera entrega, sólo que con algunos excesos.

Podemos decir que si bien la secuela de la propuesta original a cargo de Seth MacFarlane está plagada de chistes, éstos siguen conservando el tono de la primera: racistas, sexuales y sin reserva alguna. ¿Es esto entretenido en una secuela? Sí, pero ¿qué más tiene que ofrecer ahora con su segunda entrega este 2015? La respuesta es: nada. MacFarlane, el autor detrás de la famosa serie Padre de Familia (Family Guy) de Fox, ya había demostrado en 2012 que puede desenvolverse con historias reales en la pantalla grande y ofrecer así algo sino sólido por lo menos sumamente entretenido…, pero de ahí a pensar que esta nueva entrega sea innovadora estamos hablando de un trecho considerable.



Y es que aunque nos puede distraer con la problemática que encierra la cinta: demostrar que Ted (su propio personaje) es una persona legal para así poder tener un bebé y salvar su matrimonio, al final tiene ciertos elementos publicitarios que pueden funcionar muy bien, como la reciente Comi-Con, aquí en la Ciudad de México en el World Trade Center; las múltiples referencias en la película podrían fortalecer la cinta o dejarla sin ningún atractivo temático. Fuera de las bromas, los insultos y las peripecias de los protagonistas, la película se siente floja, por momentos cae en lo absurdo e innecesario y con un ligeramente obvio intento de generar retórica en la audiencia. Funciona para pasar el rato, pero es evidente que la calidad y la grandeza de la fórmula que hizo de la primera una genialidad, aquí no resulta tan eficiente. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"