Crítica a Superman vs La élite


Superman vs The Elite explora la falta de lógica moral en Superman complementada con una trama compleja.

“El poder absoluto corrompe” es una frase ética que está presente en todos nosotros. Más aún es parte de la premisa que Zack Snyder pretende explorar en la inminente Batman v Superman: El amanecer de la justicia. Sin embargo, a diferencia de ésta, que todavía no se estrena, tenemos de momento Superman vs La Élite. Y aunque contamos con infinidad de películas de Superman, buenas y malas, está esta cinta que juega con la premisa de que el Dios en la Tierra puede decidir si crear nuevas leyes o adaptarse a las que ya existen.

Es un mundo donde Clark Kent y Luisa Lane comparten una vida, el secreto de éste y una química sarcástica disfrutable que ya hemos visto antes, mucho antes de que DC reiniciara su universo… En esta ocasión, el Hombre de Acero se enfrenta a la aparición de un grupo que se autonombra “La Élite” con una filosofía sin límites que eventualmente chocará con los ideales de paz y justicia que Superman fomenta. Todo se viene de cabeza cuando la forma de actuar de este novedoso grupo pone en entredicho las buenas intenciones del Hombre del Mañana y que, en consecuencia, él sea rechazado de los ideales modernos.

La cinta tiene a su favor la valentía con la que explora la hipótesis de poner a prueba el poder de Superman contra una sociedad que, tarde o temprano, exige una justicia que va más allá del respeto por igual. El guión de Joe Kelly está estructurado de una forma interesante, pues a pesar de que las jugadas se predicen con facilidad, es el cómo las lleva a cabo una interesante forma de desarrollar y conducir la trama.

Aunado a ello, el desarrollo de personajes es inteligente sin necesidad de ofrecer un trasfondo sólido, pues con lo que vemos queda claro que los personajes se consolidan con sus acciones y diálogos más que lo que pueda haber en su pasado. Superman es puesto a prueba y de un modo ingenioso, pero cuando el clímax hace acto de presencia, es que deseamos creer que el Hombre de Acero que conocemos permanezca íntegro por más peligrosa que se vuelva la situación que enfrente.

Al igual que Superman desatado, estamos ante una cinta que explora, aunque distintamente, la inteligencia del kriptoniano. Mucho se comenta en redes sociales que el personaje es poco inteligente. Me atrevo a defenderlo y expresar que no es así, sólo que muchos de sus guionistas se han atrevido a enfatizarle sus capacidades físicas descuidando su potencial interno, y en esta película vaya que presume ambos.

Con secuencias dignas de su leyenda, atributo a quien él ha sido en 75 años, Superman vs La Élite puede presumir un Hombre de Acero que, ciertamente, ofrece golpes y puñetazos, pero también a un ser vivo dispuesto a sacrificar su valor, su potencial y su corazón por el bien del planeta que lo adoptó.

Es una película que recomendaría mucho ver a quienes no hayan tenido aún el placer (lo cual es poco probable a estas alturas), porque la misma está plagada de infinidad de lecciones morales, donde tras cada escena se esconde la decisión de nuestros actos, de nuestra voluntad, de lo que somos y podemos ser, y que, tratándose de un personaje tan icónico como Superman, nadie evita preguntarse cuándo llegará a romperse y comenzará la dictadura… (cof, cof, Injustice…).

Disfruten esta cinta, que además por momentos ofrece una cercanía entre el Hombre de Acero y Luisa que no se ve en otras películas. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"