Crítica a DareDevil: Final de temporada


Un final de temporada espectacular con las incógnitas necesarias para la segunda parte.

Los trece episodios que MARVEL produjo en colaboración con Netflix dan la idea de la calidad y la manufactura involucrada. Con Drew Goddard a la cabeza no podía haber manera de que el proyecto se fuera abajo, y nos tranquiliza saber que la narrativa, y el tono en ella, se sienten emocionantes a cada segundo.

Viendo un poco de lejos, y a la vez con lupa esta temporada, la historia tiene diversas lecturas: el problema de los intereses políticos y cómo éstos destruyen la integridad de quienes se le acercan, el asunto de las mafias en cualquiera ciudad, las personas que intentan hacer una diferencia, y cómo las malas decisiones y sus consecuencias, pueden hundir a alguien hacia el lado más oscuro del alma humana.

Cada episodio, con su impecable diseño de producción, se siente real, humano, peligroso y seductor a la vez, y si a ello añadimos la excelente construcción de personajes – sólo de repente Karen (Deborah) se siente plana en su actuación pero esto en momentos cercanos al clímax – que hacen del arco dramático una formidable serie de acción que,  al estar combinada con toques de thriller policíaco, dan como resultado una serie sumamente entretenida y con un apego al canon bastante aceptable.

Un aspecto a favor, y eso por parte de los guionistas, es que, a pesar de que nos otorgan una temporada particularmente corta, los episodios se sienten completos y en ellos vemos infinidad de secuencias de acciones, giros de tuerca y una atmósfera de tensión e incertidumbre muy palpable. Es gracias a ello que, cuando llegamos al final, sabemos que ciertas consecuencias impactarán en la vida de los personajes y que todo siempre cae por su propio peso. El avance es notorio; héroes y villanos están dispuestos a seguir hasta el final.

Y hablando de los personajes, se agradece que el guión explique sus motivaciones, que nos dé sus trasfondos, que nos involucremos con sus historias, para que como espectadores, tengamos la libertad de empatizar o disentir con ellos, especialmente con Matt (Charlie Cox) y Kingping (Vicent D´onofrio), quienes ofrecen el perfecto polo de bien y mal en esta adaptación del clásico de Stan Lee y logran ofrecer personajes realmente apasionantes y cuyas acciones desbordan infinidad de matices ante las situaciones que se les presentan. Habrá otros de los cuales no sepamos mucho, pero igualmente el guión se encarga de dejarnos clara su presencia en la historia.

N obstante, y como dije antes, sólo en algunas escenas el personaje de Karen Page (Deborah) no se sienten creíble emocionalmente, pero ése no es el problema principal. ¿Qué pasó con Claire (Rosario Dawon)? ¿Aparecerá de nuevo? ¿Cómo aseguran que Kingpin ha sido despojado de su poder político y criminal?

Ayelet Zurer ¿te cansaste ya de Warner/DC

Por cierto: buen diseño con el traje del héroe, aunque la máscara ha perdido su impacto demoníaco… Mientras las incógnitas se resuelven, esperemos ansiosos el estreno de la segunda temporada de…DareDevil

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"