Crítica a DareDevil: Episodio piloto


Un reinicio espectacular en las aventuras del hombre sin miedo.

MARVEL aprendió y con ganas desde la fallida película del 2003 donde vemos a Matt Murdock sufriendo por Elecktra Nachos, superando la injusta muerte de su padre mientras se involucra en la cruzada personal que incluye hacer de “Batman ciego” en las calles de Hell´s Kitchen.

Más de nueve años después MARVEL reinventa el universo del personaje en una serie en conjunto de producción con Netflix. ¿Cómo quedó el inicio? Sencillamente espectacular. El guión de Drew Goddard ha impreso con éxito y con un estilo sumamente elegante la oscuridad que envuelve la vida del personaje, dotándolo del grado de realismo necesario para que la atmósfera detectivesca se sienta en todo momento sin caer en caricaturas.

El realismo que productores y escritores le inyectan a la serie es el adecuado sin duda, que aleja un poco la serie del tono bromista del universo cinematográfico, pero es la muestra sutil de los efectos visuales lo que marca una diferencia, pues a nivel visual Matt parece un hombre normal con un oído desarrollado y notable capacidad para el combate, cuando tiene más habilidades. Además de eso, otro punto no tan positivo es que la historia por momentos resulta predecible y no impresiona tanto, pero eso es más producto del tratamiento general que de otra cosa.

Aun así, los personajes son entrañables y el espectador puede sentirse a gusto con el producto y el arco dramático que presenta. DareDevil llegó para sorprender e innovar. Estamos listos para recibirlo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"