THE RETURNED. Un pálido cuento del más allá.


Basada en la serie francesa creada por la cadena televisiva Canal + Les Revenants, Netflix trae para nosotros la versión hollywoodense conocida como THE RETURNED y producida por la cadena estadounidense A&E, una propuesta de ciencia ficción en la que vida y muerte son un mismo polo cuando se añade a la ecuación la llamada resucitación. La primera -y aparente única- temporada consta de 10 episodios. Cuando iba como a la mitad, llegó a mi mente la inesperada comedia de Brendan Fraser Al diablo con el diablo (Dir. Ramis, 2000), pues el discurso de la película -el cielo y el infierno son metáforas de las decisiones que tomamos en vida, por lo que al actuar de una u otra manera, "obtenemos" ambos en carne propia- parecía compaginar un poco con una premisa que se me antojaba interesante: terminar los ciclos de la vida

Traigo el dato a colación porque la serie en cuestión se esfuerza por inyectarle al guión tintes de Karma, sobre la importancia de recuperar o dejar ir cosas de otro tiempo, así como de perdonar viejas fallas. The Returned maneja una premisa bastante nebulosa: en un pequeño pueblo personas de distintas edades repentinamente vuelven a la vida pensando que sigue siendo el mismo día de cuando perdieron la vida. La historia nos narra, implícitamente, que ha transcurrido un tiempo desde sus muertes y, por lo mismo, cuando sus respectivos seres queridos los ven llegar como si nada, quedan aturullados. El "conflicto" de la historia recae en la disparidad temporal en la vida de los personajes (vivos y muertos) y en cómo los vivos lidian con el regreso de aquellos a quienes amaron, sumergiéndose en temas bioéticos al mismo tiempo que sobre la trama misma cae una atmósfera sobrenatural que no se sabe si obedece al terror, al misterio o al drama fantástico

Más allá del evidente halo de misterio que rodea la temporada, y de ligeros atisbos de acción dramática, la fuerza narrativa de The Returned está, mayormente, en el excesivo uso de flashblacks que explican el trasfondo de los protagonistas con el objetivo de construir una motivación y peso sobre su presente. Algunos sobresalen, otros quedan a medio camino, algunos dicen "más" por la forma en que está hecho el guión, pero entre caras o no conocidas, resalta la labor de Mary Elizabeth Winstead como Rowan, en quien yace la moraleja de la importancia que el destino representa, así como la naturaleza de las consecuencias

Con locaciones envidiables y una música ancestral ad hoc, The Returned tiene una historia elemental, que a ratos encanta, y en otras deja esperando por lo horrorífico, por lo mortal, por la consumación del suspense que cocinó durante 9 episodios. Y juzgando ese epílogo, nos ahogó su dramatismo desequilibrado. 


Puede tomarse como una historia incipiente, con un desarrollo a trabajar tomando como base una premisa que resulta interesante y con cierto potencial, siendo su peculiar manejo de conflictos su principal escollo. 

Presenta, a su favor, un adecuado suspense y actuaciones simples. 

En contra, pues da menos de lo que promete, además de un endeble tratamiento del conflicto general, sumado al hecho de que nunca define su tono. 

Comentarios

  1. "[..]un endeble tratamiento del conflicto general, sumado al hecho de que nunca define su tono." Quién sabe, igual y se trata de una serie 'trans' ahora que vivimos en una nueva revolución sexual.
    Pero ya en serio, hay algo peculiar en las adaptaciones de obras francesas. Bueno, de las adaptaciones en general. Pero en el caso francés ocurre algo divertido.
    Muchas películas y series de origen francés tienen mucho éxito y una gran aceptación internacional, tanto que el Tío Sam voltea a verlas con esos ojos lascivos de verde billete y crea su propia versión de la obra, culminando la mayoría de las veces en un estrepitoso fracaso. La razón principal está en no entender la obra.
    Tomemos 'Intouchables' por ejemplo; una conmovedora comedia de una amistad dispar entre un millonario paralítico y un inmigrante senegalés. Un éxito como pocos en el cine francés ya está formada para su reinterpratción norteamericana con Bryan Cranston en el papel de François Cluzet y con Kevin Hart en el papel de Omar Sy. Y aquí ya empezamos mal, porque lo que los gringos no están entendiendo es que parte importante del éxito de esa película fue el carisma de Omar Sy (que ni a punta de madrazos tiene Hart), y sí Cluzet hizo un gran papel y consiguió todo un arco emocional apoyado por sus gestos, y no dudo que Cranston puede repetir la hazaña, pero la contraparte de la dupla está en el piso. Es como tener primero un Kinder Bueno y después te ofrecen una taza de leche en polvo con una chispa de chocolate. NO va a funcionar, el año que viene van a ver.
    ¿y eso qué tiene que ver con los muertos?
    Pues que estos muertos, con dos temporadas en el país galo, acá del otro lado del charco apenas y pintan para la lista de asistencia. Y ¿por qué se siente tan incompleta esa adaptación? De nuevo, porque no entendieron el material original.
    Les Revenants no son sólo muertos que reviven, no son sólo los vivos aturdidos —de hecho en Francia estos son los menos importantes, hasta se puede decir que son contrapartes—, es el complejo proceso de integrar ese elemento que se tenía por perdido. Son los conflictos del cambio y la crítica a los engranes de la sociedad muchas veces reacia a la re-integración. Es el poema hacia los marginados y su condición de ‘muertos’ sin tumba.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"