LA MORGUE. Suspenso efectivo con tintes de terror.

Pensando que por un momento estaría ante una copia de Resucitados, La Morgue (La autopsy of Jane Doe; Dir. Øvredal2017) llega para sorprender y maravillar gracias a la sólida construcción de su historia. Todo comienza cuando la policía, en una portentosa casa en Virginia, encuentran enterrado el cuerpo de una joven (interpretada por la bella Olwen Catherine Kelly), y los signos de un aparente escape de los habitantes. La policía, con ayuda de los especialistas, no identifica el cadáver, y dispuestos a obtener la verdad, envían el cuerpo con los forenses Austin (Emile Hirsch, a quien recordarás como Meteoro en la fallida versión de las Wachoski) y su papá, interpretado por Brian Cox. Mientras diseccionan y estudian el cadáver, van descubriendo pistas que sugieren que la chica murió siglos atrás. 

Con una excelente atmósfera y elementos propios del género (puertas que se abren, luces que se funden, primeros planos, sustos sencillos, reflejos fantasmales, tormentas, entre otros), la película rápidamente se apodera de nuestra atención para dar lugar a una historia que, entre más hunde sus raíces en lo que teóricamente denominamos "imposible", más nos atrapa y espanta. Es ingenio en la dirección y el guion, sumado a las actuaciones creíbles de sus protagonistas. Y es que si estrictamente es una película de terror, mucho de su desarrollo se lo debe al suspenso, más aún a una estructura narrativa que obedece a la fórmula "entre más pistas se encuentren, más cerca está la verdad y la muerte". 

Dicho eso, algunos sustos sí son efectivos, otros son risibles porque se sustentan en lo simple, esto sucede aunque velozmente el discurso histórico se mantiene intacto. El discurso de la justicia por medio de la venganza, resulta en un fuerte contrasentido, y sin embargo, termina por ser el catalizador narrativo de la trama; después de todo, a pesar de lo corta duración que tiene, se desempeña bien en lo técnico: los espacios cerrados, y la presencia fantasmal en ángulos abiertos pueden ser eficientes para causar sustos inmediatos. 

Más allá de una efectiva atmósfera, actuaciones eficientes, y la historia de un cadáver que busca cobrar venganza, coqueteando con el concepto de karma, destino, dolor, y energía, La Morgue se resume en un efectivo thriller que cumple, no decepciona y que nos mantiene atentos a lo siguiente. Eso sí, me pareció increíble no vomitar con lo gráficas que fueron algunas de sus escenas. Y esto me da pie para mencionar lo interesante que puede ser la medicina forense, aunque también algo tétrica. 




Así que, en resumen, una cinta de suspenso tirándole al terror que no decepciona, que puede ser una buena opción para pasar el rato, para saltar del asiento y gritar ante el juego de sombras que la cinta ofrece. ¡Ah! Y la música compuesta por Daniel Bensi y Suander Jurriaans se antoja bastante y ad hoc con los breves puntos de comedia e ironía vistos conforme llegamos al primer giro de la cinta. 

Lo mejor son los vistazos psicosomáticos de la historia, la trama y las actuaciones. 

Entre lo malo está que probablemente haya quien no aguante lo gráfico. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"