Crítica a The Human Stain

The Human Stain es la exploración al concepto de injusticia social manifestada en el ser humano. 

"Racismo" es un término de cuidado, y en contextos sociales ha propiciado fuertes guerras y contiendas que han llevado a la humanidad a definir su esencia y su camino. En La mancha humana (The human strain) el "mal" uso de este término lleva a Coleman Silk (Anthony Hopkins) a renunciar a su empleo tras una incómoda discusión con los directivos de la escuela en que imparte, enfrentando consecuencias inesperadas en su camino. 

Anthony Hopkins es un actor destacado que siempre ha sabido entregar papeles memorables y de gran disfrute para el público. Pensemos en El silencio de los corderos (1991), Hannibal (2001), El rito (2011), incluso más para atrás Dragón rojo (2002), ¿Conoces a Joe Black? (1998) entre otros. En esta ocasión comparte el estelar con la siempre deslumbrante Nicole Kidman -si han visto Malicia (1993) sabrán que la actriz puede desarrollar roles psicológicamente intensos, además de interesantes- quien funge como el polo juvenil que ubica a Silk en una etapa de concientización poco ética. 

La química entre ambos actores no sólo es creíble y profunda, sino que incluso la psicología en sus personajes dota a esta historia de una narración dinámica auténtica, y aunque su construcción narrativa en ocasiones se torna predecible, el impacto viene de los golpes de efecto en cada escena, haciendo que nos preguntemos hasta dónde llega el límite de cada personaje. 

Algo importante que tiene esta cinta es la importancia que los conceptos, acuñados socialmente, tienen fundamentada en una raíz de leyes y principios, y justo son éstos los que encausan al personaje de Ed Harris como el "no-villano". La narrativa del pasado de Silk (espacio donde podemos ver a un juvenil Wentworth Miller moderado) nos da la oportunidad de observar y medir el arco dramático del personaje y juzgar si sus acciones han sido o no acertadas. ¿Por qué llegó a ese momento? ¿Hizo, ha hecho bien? ¿Debería permitirse dichas consecuencias? 

El principal eje del filme es la consecuencia directa de su profesión con el impacto que ésta tiene en su vida privada, todo ello a raíz de la educación familiar que recibió y cómo era visto eso en su época. Si bien la película se basa en la novela de Phillick Roth, la cual lamentablemente no he leído, podría pensar Roth pone especial hincapié en el desarrollo individual y cómo éste se forja. Además de que la cinta recurre a elementos azarosos y un tanto cómicos, para agregarle u tono dulce a un drama que adquiere intensidad en los momentos clave, le da equilibrio a la historia que vemos en pantalla. 

Hopkins se mantiene, y Nicole agrada y sorprende, pero la historia donde también tenemos a Gary Sinse como el escritor que "atestigua" los hechos le dan un toque de "documental histórico" que no pierde la atmósfera de tensión que el director busca recrear. De repente hay ligeros errores de edición que le restan lógica a lo que vemos, pero fuera de eso es una cinta interesante, que plantea qué profundidad le damos a lo que somos y hacemos y que puede colocar a esta película como una interesante fábula sobre el impacto de lo que decimos en la vida a nuestro alrededor. 

Comentarios

  1. Qué buena peli, la ví en un camión de Ciudad de México a Tuxtla, y me gustó, lo único que le faltó fue más Sex on the Beach "if you know what I mean"

    mientras la veía me acordaba de "juay de rito"

    - El come donas

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"