SING, ¡ven y canta! Sube al escenario y demuestra tu talento.


Mueve esa cadera y déjate llevar por el ritmo...de tu corazón, de tu pasión, de tu espíritu, ¡de tu alegría si es necesario! SING, ¡ven y canta! te transportará por un viaje lleno de emoción, casi sin igual, pero sí de aventura, todo para conseguir que no dejes de lado tus sueños. 

Cuando un apasionado y entusiasta koala llamado Buster Moon (Matthew Mcconaghey) se encuentra al borde de la quiebra en el teatro que mantiene como un negocio, las opciones se le acaban, y debido a un afortunado accidente, pregona el concurso de talento musical en la ciudad (una ciudad únicamente habitada por animales de todas las razas y estilos), para recibir la destacada presencia de: un gorila adolescente (Taron Egerton), quien aspira a cantar en el escenario, a espaldas de su papá, líder de una pandilla criminal; una carismática cerda ama de casa (Reese Witherspoon) con nada menos que 25 hijos que atender en el día, un ratón saxofonista (Seth MacFarlane) pícaron, coqueto y creído, pero cuya voz es impresionante; una entrañable joven punk puercoespín (Scarlett Johansson) que tiene por meta ser estrella de rock,  y finalmente y no menos importante, una adolescente elefante (Tori Kelly) con una excelente voz, y que sufre de pánico escénico. 

Así, cuando este grupo se conforma, mismo que se toma su tiempo para enganchar con el público, la diversión comienza gracias a una serie de simpáticas ocurrencias que, más que nada, se perciben cotidianas y humanizadas para generar la conexión con el público. Mismo caso en la construcción de los personajes y sus respectivas motivaciones, pues aunque no son del todo originales, son lo suficientemente entusiastas y entretenidas para hacernos pasar un buen rato en el cine. 

Tengo que admitir que los componentes de la historia no son precisamente los más originales y únicos (la psicología de cada uno, el musical como catalizador narrativo, los obstáculos, las soluciones, las bromas, el ingenio), pero contienen la fascinación necesaria para encantarnos. En lo personal, disfruté mucho de la cinta, no era lo que esperaba -un agradecimiento especial a los avances en línea, que muestran realmente poco de la trama-, e incluso lloré con cada "número", con el final y con el principio. Es verdaderamente divertida. 

Además de que la película desarrolla de manera muy optimista temas como la perseverancia, el sacrificio por los demás, el valor de tener voluntad para hacer las cosas, perder el miedo (digo, después de todo es una cinta animada y tenían que ser positivos en esto), también brinda una excelente animación y bromas estupendas como perspectivas refrescantes, al igual que sus puntos dramáticos, al ser reflejo de nuestra sociedad actual. Está la incomprensión familiar, la soledad como motor negativo de los sueños, la confianza en uno mismo, la creencia de que todo puede ser mejor, así como breves comentarios a la astucia. Lo importante está en que es una película muy disfrutable, sea original o no, y casi puedes salir rebosante de la cinta, cantando a Kate Perry o The Beatles por igual. ¡La pasarás bien!

Comentarios

  1. No, definitivamente no es una propuesta original de fondo. La premisa parece sacada lo mismo de alguna película musical, que de un concurso televisivo (hubo quien la comparó a American Idol—cosa que en la vida he visto, pero ¡vamos! se entiende el principio—). Tampoco lo es el antromorfismo animal de las diferentes especies del reino, sólo en Febrero vimos Zootopia con una concepción similar consensada al orden mamífero.
    ¿Qué tendría entonces la película de valor por sí misma? El licuado.
    Esa mezcla de ingredientes un tanto predecibles y de antojos pasajeros que agitados con hielo frappé nos dejan un producto refrescante y al punto para captar un público más amplio.
    Adoré las personalidades de los diferentes personajes y sus aspiraciones tan clásicas, pero en especial me hizo reir la Srta. Crawly con sus accidentes y distracciones, excelente comic relief dentro de una comedia.

    Es bueno que no todo saliera tan perfecto y que los altibajos dieran unos cuantos giros dentro de lo que cabe. Me sorprendió el uso de recursos cinematográficos a modo de una película live action, eso habla de una dirección bien pensada y orgánica.

    Es muy posible que la gente se me haya quedado viendo raro durante toda la proyección cuando me puse a cantar en CASI todas las canciones. XD

    ResponderEliminar
  2. Las canciones son buenas:

    SOUNDTRACK: Sing ¡VEN Y CANTA!

    Stevie Wonder – Faith (feat. Ariana Grande)
    Scarlett Johansson – Set It All Free
    Seth MacFarlane – My Way
    Reese Witherspoon – Shake It Off
    Scarlett Johansson – The Promise & The Prize
    Reese Witherspoon – Firework
    Matthew McConaughey – Call Me Maybe
    Taron Egerton – The Way I Feel Inside
    Tori Kelly – Hallelujah
    Nick Kroll – Bad Romance
    Taron Egerton – Stay with Me
    Scarlett Johansson & Tori Kelly – Universal fanfare
    Seth MacFarlane – Fly Me to the Moon
    Sign Cast – Kiss from a Rose
    Tori Kelly – Don’t You Worry ‘Bout a Thing
    Jennifer Hudson – Golden Slumbers / Carry That Weight

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar
  3. Es como una combinación entre “American Idol de Animal Planet” y "Zootopia" en Los Ángeles.

    Les falto hablar sobre la cadena alimenticia, y que pasaría si se trata de reproducir una jirafa y un ratón... Esa si hubiera sido una historia épica

    Yo le hubiera dado 3 Estrella.

    Firma Televisando SQ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"