Sobre el restaurante Puerto Madero





Debo decir que hay todo tipo de experiencias en la vida, desde las desagradables, las interesantes, las necesarias, las fuertes, las sencillas...y muchos tipos más, pero visitar nuevos lugares sin duda forma parte de las placenteras. En este caso el restaurante Puerto Madero, ubicado en San Ángel, es un sitio donde se puede comer a gusto con la familia. El ambiente, la ornamentación, incluso la arquitectura del establecimiento le permite a uno sentirse como en la playa sin perder ese toque de elegancia con el que cuenta el lugar. 

Las lámparas, el decorado, incluso los ventanales que tiene en sus esquinas, puedo pensar que están diseñados de una forma agradable. Sobra decir que cuenta, además, con estantes donde reposan incontables tipos de vinos, tanto para ornamentar como para el gusto del público. Acorde al menú, los platillos que sirven son variados, y tan buenos que el precio de cada uno lo vale. En especial si uno le pide al mesero la ternera o el pescado, te ofrecen, para una correcta degustación, la llamada gelatina de menta, que es un aperitivo especialmente para evitar problemas en la garganta, es ¡simplemente delicioso! Las naranjadas, si bien son una bebida tradicional y que se puede pedir en cualquier restaurante, aquí tienen un sabor notable, que corresponde a la calidad del sitio en sí. 

Además, los pasillos, las mesas, cada herramienta o conjunto visual que conforma un restaurante, se siente agradable y con clase, jamás un estorbo o algo que cause incomodidad. Como se puede apreciar en la imagen, la intensidad luminosa de las lámparas es agradable, jamás daña los ojos, pero...si se quiere conservar el momento y una persona desea fotografiar la convivencia, tendrá que usar el "flash" de su celular y, debido a la oscuridad que contrasta en algunos sitios, una persona puede acabar con ganas de visitar al oculista después. Fuera de ese detalle, nunca se pasa frío, se visite el lugar por la tarde o por la noche, y uno, como cliente, puede terminar con una sensación agradable después de comer ahí, puede acabar satisfecho y con una sonrisa en la cara. Si no han visitado este restaurante, totalmente recomendable. ¡Dénse una vuelta cuando puedan!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"