KRYPTON

Toda historia...tiene su comienzo.



Me gustaría decir que soy fanático de Superman y todo lo que se le vincule, pero desgraciadamente, por factores adversos, no estoy al tanto de todos los detalles respecto a su universo. De inicio, sé que existen más de 10 versiones del villano Metallo y más de 3 de Brainiac, del cual ofrecen ligeros vistazos en la serie KRYPTON, en la que lo postulan como el villano a batir...(¡¡su traje está espléndidamente diseñado!!). La serie está bajo el liderazgo creativo de David S. Goyer, lo que no me dio buena espina en una inicio, ya que su guion del Hombre de Acero tiene inmensos tropiezos narrativos. 

KRYPTON tiene una trama sencilla: Adam Strange (Shaun Sipos) viene del futuro -mucho después de la existencia de Superman- para decirle a su abuelo, Seg-El (Cameron Cuffe) que su futuro nieto, Kal-El/Superman está por desaparecer de los anales de la historia a menos que prevenga la llegada del Coleccionista de mundos. 

Las subtramas son: el abuelo de Seg-El, Val-El (Ian McElhinney) ha sido condenado a la Zona Fantasma por...los mismos crímenes que sabemos que el Concejo le recriminará a Jor-El 100 años después...; Daron-Vex (Elliot Cowan) conspira contra la Voz de Rao para apoderarse de Krypton al lado de su radiante hija Nyssa-Vex...; Alura-Zod (Ann Ogbomo) busca capacitar a su hija para ser la mayor guerrera de todas, estimulándola a ser firme, fría y despiadada. 

Todo esto está dispuesto en el guion de tal forma que 9 de los 10 capítulos que componen esta "primera" temporada tienen un marcado tono político, interesante por el arco narrativo de Seg-El y su duda ante el futuro, las formas como la sociedad kriptoniana está conformada, las leyes, su cosmovisión. 

Aunque resulta interesante, lo veo muy "humanizado" y si bien lo fuerte radica en las escenas donde vemos a Seg-El y Adam interactuar en beneficio o perjuicio del futuro del planeta, esto queda disgregado por las demás tramas que comprenden la búsqueda del poder, sin contar la intervención/inclusión de personajes que confunden acorde a la cronología que conocemos del universo del Roji-azul, dejándome la extraña impresión de que Goyer y compañía tergiversaron intencionadamente la mitología de los orígenes de Superman en beneficio de una trama demasiado cargada/centrada en una lucha de poder más que en las intenciones y propósitos de Brainiac. 

La serie encuentra su fuerte y carisma en los momentos donde Seg-El lucha por preservar su planeta y cómo nos adentramos en la jerarquía política de Krypton, mas no sus deliberaciones.  

Tras haber intentando (sin éxito) ver la serie en SyFy, la encontré en Cuevana con gusto. Ha sido interesante conocer el previo, el cómo pudieron darse los acontecimientos para que el Hombre del Mañana naciera, pero no la encuentro perfecta: David S. Goyer centra mucho su atención en el problema geofísico del planeta origen del héroe desde la perspectiva política, que claro, tiene su fundamento y razón de ser, pero le da mucho tiempo, cuando, al menos yo, quiero ver más del conflicto de Seg-El, de su duda, de cómo sus decisiones afectan al futuro, y pues diversas escenas pintan para la segunda temporada, especialmente el epílogo segundos antes de los créditos. Me gustó, pero le falta; esperemos la Temporada 2 ofrezca lo que esta primera no pudo. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"