Crítica a El Hombre de Acero


Con la ayuda de Nolan, Snyder nos ofrece su nueva versión de Superman, con aciertos y errores como cualquier otra película.


El Hombre de Acero tiene dos años que se estrenó, entonces ¿por qué traerla a colación hasta ahora? Por simple gusto, porque soy admirador de las historietas y porque de un modo u otro crecí con el personaje; la polémica en torno a él siempre estará presente. Es un personaje rico en perspectivas; sus argumentos y refutaciones son tantas que no conozco personaje que sea tan discutido a la fecha. 

Bajo el sello de DC Comics y gracias a la visión de Zack Snyder, la producción de Christopher Nolan y el - eso sí -, medianamente aceptable guión de David S. Goyer nos llega esta película que, claro está, ha recibido opiniones divididas entre público y crítica; el gusto se rompe en géneros y eso promueve la diversificación de opiniones. Es verdad que en sus pocas encarnaciones y adaptaciones, Superman ha sido un ícono, un símbolo, un paradigma social a nivel mundial. 

Desde Kyrk Alyn, George ReevesChristopher Reeve, Dean Caín, Tom Welling, Brandon Routh hasta el actual Henry Cavill podemos decir que tenemos buenas interpretaciones, pero nadie refutará que Chris Reeve se ganó el premio al mejor intérprete del personaje, pues con su tetralogía tenemos en mano la exploración fílmica a un personaje salido del cómics de manera fiel, sólida y contundente. 

Gracias a Richard Donner, llegó el Superman de los cómics, con miles de referencias a la historieta original pero al mismo tiempo usando un correcto lenguaje cinematográfico; Reeve logró un Superman insuperable; implacable con sus enemigos, tímido frente a Luisa Lane pero humilde y atento con la humanidad, éste fue un Superman memorable e histórico. Incluso tuvo algunas participaciones en la...la...aceptable (el adjetivo más positivo) en la serie Smallville (2001-2011) y ¿quién lo niega?, ¡nos emocionamos con su presencia ante el Clark moderno (Welling)! Así, Reeve se mantiene como el actor por excelencia y referente principal del personaje. 

Así, y siendo excepcionalmente minuciosos, nos encontramos que el último diálogo de Superman con Lex Luthor (Gene Hackman en ese entonces) fue "See you in twenty" (nos vemos en 20 años) ¿y esto qué?, pueden pensar. Entre las curiosidades que se pueden encontrar en la web esto vendrá incluido. La tetralogía de Reeve finalizó en 1986 y...Superman regresa se estrenó en el 2006. ¿Coincidencia? ¿Profecía? Cualquiera de ambas nos deja boquiabiertos. 

De la serie de Smallville, que la tengo y vi las diez temporadas fielmente, debo admitir que su apego a los cómics se queda en un 7. Demasiado extendida, además de que presume una falta de respeto a varios de los villanos del hombre de acero (siendo mi favorito Brainiac y no Lex Luthor); fuera de eso, muy entretenida y, en lo más básico y esencial, respetó el universo del kriptoniano. 

Así llegó en el 2006 Superman regresa. En su momento y de manera infantil la película me había gustado, pero después de haber visto Superman I y Superman II me decepcioné completamente con la adaptación realizada por Bryan Singer (me da la impresión de que a este director sólo le sale bien la franquicia mutante de MARVEL...). La película entera es una calca o combinación sincrónica de las dos primeras películas. Al menos eso sí lo hizo bien Singer. Hoy día, aunque desde luego conservo la película conmigo y en la memoria, concuerdo con muchos en que no es épica, no tiene aventura, sólo despecho romántico; Superman regresa no posee la oscuridad y la fuerza mitológica del personaje. ¿Aciertos? La escena del avión y la clásica música de John Williams. Nada más. 

Este fracasó de película, más en su trama que en la taquilla, provocó que se reiniciara la franquicia del súperhéroe más famoso de todos y, eventualmente, lo volveríamos a ver el 14 de Junio del 2013. ¿Fue buena? ¿Lo habrán logrado Snyder y Nolan? Consideremos que el segundo fue el director de la renovada trilogía de Batman. 

Vi El Hombre de Acero dos veces en el cine, casi tres. Soy honesto, aunque el primer cómic que tuve en mis manos fue de Batman con Muerte en la familia mi interés penduló más rápido hacia Superman. Dejemos un poco de lado sus excelentes poderes y concentrémonos en su moral, que es curiosamente lo más criticado de su mundo. 

Entre los aciertos del nuevo filme a cargo de Snyder y Nolan tenemos un mejor bosquejo de Kryptón, más detallado y, eso sí, mostrándolo en sus últimos momentos. ¡Épico! Además está expuesto de manera breve pero clara las diferencias entre Zod y Jor-El; de acuerdo, no muestran la historia, pero la narrativa nos deja en claro por qué se enemistan. 

Las batallas son espectaculares, muy a pesar de que para muchos fueron o muy rápidas o una "pésima excusa de uso de 3D y lo que le sigue"; a mí me gustó. ¿Quién no querría ver a Superman usando todo su poder? Eso sí, el guión enfatiza las habilidades militares de Zod en las batallas, lo que pone en desventaja a Superman. Debo admitir que su reclamo es lógico "Where did you train? On a farm?!". Además de que en este apartado técnico y narrativo la película se defiende bien, esto marca claramente la distancia considerablemente de la pobre Superman Regresa. 

Y no sólo eso. Tanto las diferencias que Zod tiene con Jor-El como las que eventualmente construye con Superman logran que este personaje villanesco tenga un buen desarrollo, una profunda motivación que impacta en la narrativa, en los acontecimientos. Para mí, en el universo de Superman es claro que, de sus aproximadamente setenta villanos, Zod es el villano "político" en cuestión. Y Snyder aquí lo retrata formidablemente; Zod no es malo en sí, él busca preservar algo, y esa motivación, que al final produce lástima, también inspiración, respeto pero no temor. Sus diálogos, sus emociones son firmes, son implacables y contundentes, pero bien delineadas. Primero es un sujeto que "viene de paso", al final, es un villano dispuesto a matar por preservar su herencia. Lo hiciste bien, Michael Shannon

Eso contribuyó al realismo de la película. Y en general Snyder demostró su fidelidad y fanatismo a la mitología del hombre de acero. La película cumple al mostrarnos un héroe más humano, más creíble y dotado de sentimientos y facetas como las nuestras. El sacrificio que hace su papá por evitar que el mundo se abalance contra su hijo es creíble, emotivo y hasta aplaudible, aunque su muerte no sea exactamente como en el cómic... 

El Hombre de Acero cumple tanto en la acción digna del personaje como en procurar plasmar un Superman más humano, dispuesto a todo por proteger su planeta adoptivo. El reparto, lo he dicho antes y lo digo ahora, es estupendo. Henry Cavill es perfecto como Superman, Kevin Costner & Diana Lane son emotivos y profundos como Jonathan y Martha Kent, Lawrence como White es genial; Russel Crowe & Ayelet Zurer como Jor-El y Lara perfectos, bien escogidos.

Pero aun con sus impresionantes logros, aciertos y mejoras, a El Hombre de Acero le veo algunas fallas principales (no son los únicas, pero sí las más importantes). 

En el cómic y en las caricaturas Jor-El crea una reserva holográfica tanto de él como de su esposa para que, eventualmente, puedan comunicarse con su hijo Kal-El cuando éste hubiera crecido. ¿Por qué aquí no? ¡Mal David S. Goyer, mal! Tache. 

No quedé muy a gusto con Amy Adams. Mi problema es que, aunque sea muy buena actriz e impresionantemente guapa, su Luisa Lane es poco la del cómic, va más allá y, aparte, ni se parece físicamente al personaje; si al menos se hubiera pintado el cabello a negro quizá la habría aceptado más. Supe, tras investigar un poco, que luchó por encarnar a la famosa reportera en la cinta de Singer, pero Bosworth le ganó el papel; aquí se desquitó y seguro eliminó a las demás candidatas. Le quedaba más Lana Lang, quien en los cómics es pelirroja. 

La niñez de Clark Kent es poco explorada y su psicología humana queda plasmada de una manera esencial, pero breve. Entendemos que son los momentos más importantes de su juventud, pero si Smallville se concentró en su adolescencia, que la película hubiera pasado un poco más antes de llegar a dicha etapa. Nada les costaba. 

Aparte de eso, quienes hemos visto la película, literalmente, tres veces o más, notamos un desequilibrio narrativo particularmente en el ritmo. La película dura dos horas con veinte minutos y vemos convertido a Clark en Superman hasta casi la mitad de la trama, y una vez que esto sucede, la segunda mitad resulta curiosamente rápida. Este equilibrio repercute evidentemente en la calidad de la edición y en el disfrute, por defecto y entero, del filme. 

Y por último, sacaron muy poco del "Diario El Planeta". Me habría gustado más exploración en este apartado, y además, el hecho de que pongan que Superman/Clark Kent ya conocía a Luisa simplifica y resuelve los problemas de la falta de lógica alrededor de su personaje. Efectivo y práctico pero desapegado del canón.  Ése es un nuevo giro en la trama, al menos en esta película. 

Con todo, El Hombre de Acero fue un filme atrevido, retador, novedoso, emocionante y que retrata la visión de Snyder sobre el héroe más famoso de todos. Quedamos en espera de Batman v Superman: El origen de la justicia a menos de un año de su estreno.


    Comentarios

    Entradas más populares de este blog

    Análisis Crítico a El Psicoanalista

    Crítica a Lapso de Tiempo

    Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"