JUMANJI

Entretenimiento asegurado.



Para quienes de alguna forma crecimos con la cinta 1995 en la que gozamos con los buenos talentos de Robin Williams, Kirsten Dunst y Bradley Pierce en una aventura realmente innovadora para su época, dirigida por Joe Jonhston, principal responsable de cintas que invariablemente reconocimos y apreciamos por sus diversas cualidades, como Parque Jurásico 3, Querida, encogía a los niños, El Hombre Lobo y la reciente Capitán América: el primer vengador, es interesante conocer la recreación a cargo de Kasdan y cómo sus decisiones pueden afectar positiva o negativamente esta "secuela"; en la original Jumanji, la aventura y el peligro fueron trasladados a nuestro mundo, y sumados al buen desempeño del elenco, más la simpatía garantizada de Williams, la película se convirtió en una verdadera obra personal dentro de sus propios estándares. Hubo lugar para la empatía con los protagonistas desde el inicio, sentimientos y ganas de acabar el juego; había compromiso con sus vidas. 

Para esta ocasión, la "secuela" es dirigida por Jake Kasdan y...está bien. Francamente desconozco el arte y estilo de este director, pero juzgando Jumanji: welcome to the jungle, puedo decir que tiene la habilidad necesaria para resaltar el talento actoral. Se percibe un auténtico esfuerzo por transmitir la habilidad de cada personaje, y con ayuda de ingeniosos diálogos (más que la propia historia), las carcajadas quedan aseguradas. A un par de semanas de su estreno finalmente pude asistir a verla, más por la cansada nostalgia que por el gusto de conocer qué tan bien o tan mal quedó la reinvención de este clásico noventero. Quedo satisfecho de una manera natural, porque realmente me entretuvo y porque a pesar de ser un argumento muy básico (cuatro chicos quedan atrapados en Jumanji -convertido en, irónicamente, juego noventero- necesitan acabarlo para salir, literalmente de él, con vida), logra salir adelante gracias al desempeño de sus protagonistas, pero no sólo eso, sino que los guionistas consiguen hábilmente respetar la congruencia del guión tal y como ellos lo construyeron. 

Es ahí donde abundan los giros dramáticos, moderadamente elevados para no perder la gracia y el tono relajado que exige la cinta desde sus inicios, pero lo suficientemente "altos" para no perder el interés y la emoción del espectador. Dos ejemplos son cuando el personaje de Gillian sacrifica a su personaje en beneficio del avance de la trama, o cuando el de Kevin Heart instintivamente usa las habilidades del suyo para rescatar a su compañero. Son momentos donde, sí, hay suspenso y adrenalina, pero respaldados por las características que poseen sus roles. Es una especie de congruencia básica realmente agradable y que puede sorprender si es necesario. Al final es una cinta que entretiene, satisface, pero que se lleva los aplausos por el increíble desempeño de Jack Black, el alma de la fiesta definitivamente. 

¿Buenos efectos visuales? Sin duda; ¿un gran elenco? ¡Por supuesto! Pero hasta ahí. Una historia simple que se rige por sus propias reglas y que funciona para pasar el rato. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"