El Pasajero

Liam Neeson haciendo...de Liam Neeson.



Creo que a estas alturas sólo queda preguntarme si Liam Neeson está interesado en seguir jugando a la acción barata o realmente centrarse en papeles más contundentes en cuanto acción y trama con peso significativo. No pasa desapercibido que recientemente se adentró en el thriller político de Garganta Profunda. Sin embargo, su paseo por Hollywood, de por lo menos 10 años para acá, ha sido la de interpretar el héroe anónimo no auto-deseado que súbitamente se descubre presa de un complot del que deberá salir recurriendo a sus habilidades de defensa personal. 

En la saga de Búsqueda Implacable interpretó al ex-agente de gobierno que se embarcó en una carrera contrarreloj en la que debía rescatar a su hija de la mafia rusa, salvarse a sí mismo y a su esposa y, finalmente, su vida y la de su hija de nueva cuenta. El concepto pegó a nivel taquilla, y aunque personalmente me gustó ver la trilogía, a nivel narrativo se trató de un chicle que perdió el sabor desde su segunda entrega. Y para sus demás famosas cintas, Sin Escalas (2014) y Una noche para sobrevivir (2015), proyectos en los que también colaboró con el español Jaume Collet-Serra -esto si exceptuamos la cinta Un paseo por las tumbas, más encaminada al suspenso que a la acción desmedida-, vemos a Nesson haciendo prácticamente el mismo personaje que tiene un pasado no agradable teniendo que lanzar golpes para defender a la familia en turno. 

Para el actor puede tratarse de simplemente añadir unos dólares a su bolsillo o que realmente está a gusto con la idea de ser el héroe rompemadres y subversor de las conspiraciones de gobierno. El caso es que, para el espectador mínimamente familiarizado con su filmografía, queda la duda de si hará algo diferente o seguirá en el mismo barco por un tiempo indefinido. Si decide lo segundo, es entonces evidente que desarrollar la psicología del buen samaritano decidido a hacer el bien aun si él no sale beneficiado/con vida le queda como anillo al dedo, y desde esa perspectiva la película juega bastante bien sus cartas, soportada por un guion que logra mantener el misterio pero que a la vez resulta transparente en sus tropiezos narrativos "innovadores", como la posibilidad de diálogos más intrigantes y menos forzados, que los hay en gran parte del metraje. 

Si del elenco no hay duda en cuanto a credibilidad, es interesante ver a Farmiga salirse de su rol de Lorraine en la saga de El Conjuro, mismo caso para Patrick Wilson, quien resulta convincente en su papel de amigo-aliado-de-toda-la-vida/enemigo de último minuto. La trama cambia muy poco: un ex-policía es despedido de su empleo y, con la bancarrota familiar pisándole los talones, viaja en tren camino a casa para toparse con una aparente desconocida que le ofrece el trato de encontrar a una persona que subió al vagón, que no "encaja", para eliminarla, salvar a una poderosa organización (porque siempre hay una), y como compensación llevarse una cuantiosa suma de dinero en retribución a "hacer el bien" a la comunidad. es un giro en la reciente filmografía tanto del director como del actor, pero que sienta bien en el carácter del misterio para el creativo principal. Pero, no hay más...

El cansancio que vislumbro de fondo, hablando de las últimas películas de ambos, comienza a notarse, particularmente en las escenas de caratazos y sangre como muestra explícita de la "acción" que el espectador desea ver cuando acepta proyectos de este calibre. Y veo el desgaste porque el director decide vulnerabilizar un poco al personaje de Neeson, ahora convertido en ex-policía y padre de familia, menos poderoso y más proclive al fracaso que acompaña aceptar cada uno de los retos que enfrentan este y sus demás personajes. Collet-Serra opta más por la cámara paciente y explicativa que por la que nos entretiene con golpes cada dos minutos. 

Como cinta de acción palomera tiene todo el crédito y el visto bueno, pero si intentamos buscarle algún contexto político o una crítica social, sólo veremos migajas y no un platillo rico que devorar. Y la verdad, me agrada Neeson, pero el menú comienza a aburrir. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"