Misión: imposible; Repercusión.

Más de lo mismo con una sola ventaja: Tom Cruise.



A estas alturas, después de 5 películas previas, creo que el mayor reto de la franquicia Misión: Imposible es ver cómo mantener en pie a su estrella principal, Tom Cruise, no solamente por los peligros que ha de enfrentar en cada entrega, sino porque lleva ya más de 20 años interpretando a Ethan Hunt. Para un servidor, la memoria comprende de la tercera entrega en adelante en lo que a ideas al cine refiere; las previas me las aventé típicos domingos en casa. 

Así que, tras un buen rato de cintas de espionaje, traiciones, gobiernos corruptos, sociedades clandestinas, ataques rusos, EUA en aprietos... llega Repercusión, la sexta entrega que, por donde se le vea, luce como el FINAL del arco dramático y emocional del agente especial Hunt. Repercusión (o "fallout" en inglés) se siente como el final en muchos sentidos porque ata cabos sueltos, no únicamente retomando al villano de entregas pasadas, sino porque el guion escrito y dirigido por McQuarrie permite enlazar puntos previamente creados, hacer un resumen del trágico camino de Hunt, reunir a Ilsa Faust (Rebecca Ferguson, estupenda como siempre), a Julia (adorable Michelle Monaghan), su ex esposa a la que liberó de su vida para protegerla para cerrar el arco emocional del personaje establecido en la tercera parte. 

El mayor acierto que la veo a la cinta es que su guion logra equilibrar las tramas pasadas vistas en anteriores entregas junto con la  historia actual (no diré nada, 0 SPOILERS), permitiéndose elaborar, como menciono arriba, una especie de resumen de todo lo que ha acechado a Ethan desde que comenzó la franquicia. Y no hubo mejor metáfora para arrancar esta verdad que con el comienzo de la cinta (cuando la veas entenderás). El mayor defecto es la evidente suma de conflictos para el protagonista, pues provoca que una cinta que bien pudo tener aproximadamente su hora y media y hora cuarenta de trama, se extiende a las dos y media, resultando en un final donde "héroe" se enfrenta al "villano", pero es la sorpresa de éste último lo que no me esperé de la película, aunque no sé si McKee estaría de acuerdo conmigo... 

Sí, Repercusión apela a la nostalgia setentera, ochentera y demás... hace un HOMENAJE al cine de acción olvidado, aquel cine íntegro, orgánico y con espíritu, el tipo de cine que no requería lo que hoy demanda Hollywood en casi todas las películas: abuso de efectos especiales. Por ello, ver a Tom Cruise arriesgar su cuello en cada escena no solamente es encomiable, ¡también es miedo!

Para mí la saga ha llegado a su final, pero ¿qué dirá la taquilla al respecto? Sí está para verla máximo tes veces, por sus presuntuosas locaciones, por su elegante vestuario, por su manera de lidiar con el suspense, con la increíble acción, los puñetazos,  las intrigas y, además, por la profundidad de sus personajes, pero personalmente encontré más fresca Protocolo Fantasma y ligeramente rebuscada Nación Secreta. Punto y aparte la tercera entrega. ¿Habrá séptima...?

Comentarios

Entradas populares