Perros de Reserva.

El Fuck off! por excelencia.




El nombre de Quentin Tarantino invariablemente me remite a sangre, balazos, comedia irónica, un poco de shit! por aquí, What the fuck, man! por allá y mucho suspense sencillo como atmósfera para una cinta, como otras del director estadounidense, centrada sobre las traiciones, lazos "paternales" y mucho trabajo sucio. Y es que el director, responsable de la grandiosa Pulp Fictioncomo de Django, Kill Bill Vol. 1 (de la que haré un artículo especial pronto) o incluso la reciente Los Ocho Más Odiados -que por cierto fue de mi agrado por lo meticuloso de su guion- empezó su carrera con Perros de la Calle. 

El que fue el primer filme de Quentin Tarantino llega a mi cinefilia por vez primera. Y además de que no esperaba menos, pues su estilo me es particularmente conocido, era natural que Tarantino tuviera sus conocidas apariciones con la evidente intención de respetar la esencia de su historia sin entorpecer ni el ritmo, ni la trama ni la edición. Éste último, el elemento más crucial de la historia, tiene su fuerte pasada la mitad de la trama, cuando descubrimos quién resultó ser el "soplón", motivo de discusión y ejercicio narrativo -uno ejemplar, por cierto-. 

Quizá si me concentrara únicamente en la escena principal del restaurante, lugar de reflexión social, filosófica, capitalista (me pregunto qué habría dicho Marx de la discusión), pensaría que la cinta se limitaría a ser crítica y dialéctica, pero no es el caso. Es verdad que el cine de Tarantino es verborrea y verbalismo en cada puesta en escena, cada segundo del metraje, pero también se trata de una muy cuidada construcción narrativa donde el toque de "Adivina quién" está presente y este elemento, que nos lleva de un coche a otro, de un idiota desfalleciendo a otro, es el que le da ese toque ácido a la película. 

Sin embargo, en cuanto al reparto se refiere, Tim Roth como el Sr. Naranja se lleva el papel principal y en él recae el conflicto de la trama, mientras Tarantino va hilando piezas de envidiable ligereza vamos conociendo más a los personajes, las situaciones que los rodean y cómo reaccionan al peligro. Eso sí, cortar una oreja no es precisamente el espectáculo más delicioso, pero a estas alturas habla mucho del tipo de cine que Tarantino tiene y que ahí comenzó a formar, como lo fue, en el mismo plano, el cínico baile precedente a la masacre, la despreocupación social o cómo, si eres familiar o no de tus compañeros laborales, arriesgas el cuello por ellos. 

Son elementos que conforman el despreocupado humor del director, así como la sangre por doquier, como si de agua se tratara. Y dado que se trata de la primera cinta de Quentin, el manejo de los Flashbacks es notable, paradigmático si lo queremos ver así. Ahora, a pesar de que el director sabe construir personajes y una historia por la que irremediablemente te interesas, si pudiera quitarle algo sería la escena de pleito entre Sr. Blanco y Sr. Rosa. Digo, nadie niega que es divertido verlos discutir banalidades mientras otro de sus compañeros lucha por su vida, pero vamos. Lecciones de moralidad las ha dado el director, y en papeles más recientes. 

Más allá de la confesión del final y del robo de los diamantes (plan orquestado que origina todo el caos), veo Perros de Reserva como un excelente guion con puesta en escena que -es imposible no mencionarlo- refleja la excelsa habilidad de un director que sabe qué quiere contar y cómo hacerlo. A esto le añado su claridad mental traducida en la dirección de actores que, pese al entorno en que se hallan y la forma en que se desplazan, es engañosamente sencillo no perderse entre el orden de acontecimientos y diálogos. Tarantino lo hace ver sencillo y por lo mismo su habilidad resulta encomiable; eso lo hace ver grande. Buena película. 

Comentarios

  1. ¡Vaya que eres Fanático de Tarantino!

    Esta más que una crítica es un tributo a 'RESERVOIR DOGS' (1992,) por su estreno hace ya 25 años (también conocida como el DEBUT DE TARANTINO).

    He aquí los 5 datos más curiosos de “RESERVOIR DOGS” Parte 1

    1. El título de la película
    RESERVOIR DOGS un título tan peculiar e intraducible (por mucho que en México el film se titulase 'Perros de reserva', y en países como Argentina, Perú o Chile como 'Perros de la calle').

    Cuando Tarantino trabajaba en su famoso video-club Video Archives como dependiente, le recomendó a un cliente que alquilara el VHS de “Au revoir les enfants” (Louis Malle, 1987) y este le entendió mal y le dijo algo así como "Ok, dame esa de Reservoir Dogs". Así fue como años después el cineasta se inventó una explicación para convencer a sus productores de que aquel título era genial porque “Reservoir Dogs” era una expresión que se utilizaba en los polars franceses de la Nouvelle Vague, como “Bande à parte” o “Breathless” ('Al final de la escapada en su traducción al español), y que esa expresión significa literalmente "canalla" o "rata". Como los que pagaban la película no tenían ni idea de cine francés, se creyeron la historia y avalaron el título.

    2. El alcoholismo en el rodaje de la película
    Como es lógico, el rodaje no estuvo exento de problemas con alguno de los actores. En este caso, la oveja negra y alcohólica fue precisamente Lawrence Tierney (el hombre calvo que organiza todo en la película). Durante la primera semana de rodaje, Tarantino le despidió después de tener una dura y agresiva discusión con él, aunque después se retractó de la decisión. Algunos miembros del reparto y del equipo técnico del film recuerdan verle acudir a trabajar extremadamente borracho en más de una ocasión, y rememoran la noche en que tuvieron que sacarle de un bar a gritos y empujones, después de que se bajara los pantalones.

    Pero el episodio más controvertido con el actor tuvo lugar durante uno de los días de descanso del rodaje. Tarantino y parte del equipo de producción tuvieron que acudir a comisaría para pagar una fianza y sacarlo del calabozo, pues al parecer Tierney en estado de ebriedad había amenazado con un arma de fuego a su sobrino.

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar
  2. 5 datos más curiosos de “RESERVOIR DOGS” Parte 2

    3. El controversial significado oculto de la canción de Madonna 'Like a Virgin
    Ya célebre es la secuencia inicial de la película, en la que varios hombres alrededor de una mesa debaten sobre el significado de la canción “Like a Virgin”. Para el Sr. Marrón (el personaje al que interpreta el propio Tarantino), la canción trata de "una chica que se #@!! por un tipo con un pen… enorme", un tema que abre la discusión entre el resto de miembros de la banda.

    A Madonna le gustó mucho la película. Tanto es así que le mandó una copia de su disco “Erótica” (1992) a Tarantino. Eso sí, con una dedicatoria especial: "Para Quentin. No se trata de pen…, sino de amor"

    5. “Todo lo que puedes hacer es suplicar por una muerte rápida, muerte que no vas a lograr.”
    La escena de la tortura en la que Michael Madsen le rebaña la oreja al policía interpretado por Kirk Baltz fue demasiado para mucha gente. Por ejemplo para el propio Madsen. Y es que, con libertad para la improvisación, a Baltz se le ocurrió gritar "¡Tengo un niño pequeño en casa!", una frase que su personaje soltaba para intentar conmover al Sr. Rubio. Y vaya si lo logró: Madsen, que acababa de ser padre pocos meses antes, tuvo que parar la escena y salir del decorado para recomponerse

    Otro que lo pasó realmente mal con la secuencia fue, ni más ni menos, que Wes Craven. (Autor de títulos tan macabros como 'La última casa a la izquierda' o 'Las colinas tienen ojos') En una entrevista en el Wall Street Journal, explicaba que salió de la sala en que se proyectaba 'Reservoir Dogs' en el Festival de Toronto mientras iniciaba la escena de tortura, en ese momento en el pasillo se le acercó Tarantino y le dijo: Te vas de la sala porque no lo puedes soportar, ¿verdad?, él contestó: no me gusta ver como torturan a gente. A lo que Tarantino respondió: ¡Ja, acabo de atemorizar a Wes Craven!

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar
  3. Mira yo encontré otra curiosidad:

    La curiosidad de Los hermanos Vega

    Un personaje perturbador de ‘Reservoir dogs’ es Vic Vega, Mister Blonde (papel que interpretará en ‘Los perros’, Aldo Miyashiro) personaje que tiene una de las escena de tortura más violentas del cine y que, curiosamente, está muy vinculado a un personaje icónico de ‘Pulp Fiction’: Vincent Vega, encarnado por John Travolta.

    Según el propio Quentin Tarantino, ambos personajes son hermanos e incluso, el director había manifestado su intención de preparar una precuela a ‘Pulp Fiction’ y ‘Reservoir dogs’ protagonizada por los hermanos Vega.

    La película se iba a llamar ‘Double V Vega’. Sin embargo, esta no se llegó a concretar debido a que los actores Michael Madsen y John Travolta envejecieron mucho para volver a personificarlos.

    -Televisando SQ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"