Assassin´s Creed. Premisa interesante, buen elenco y nada más...


Creo que estoy convencido de lo que se rumora en estos tiempos: el cine y los video-juegos tienen una relación escabrosa. Escabrosa por lo infructuoso de los proyectos, porque aunque generen ganancias en taquilla, el traslado de las historias no siempre es el adecuado y, muchas veces, llegan a estropear todo. Resident Evil es un ejemplo de saga fílmica con contenido de calidad que, para mal, se va diluyendo secuela con secuela hasta perder el sentido. Y sin embargo se acerca el "capítulo final"...

Warcraft fue un ejemplo tibio sobre este esfuerzo por trasladar exitosamente una historia digital al formato de cine. Y su resultado, sobra decirlo, polarizó al público. Ahora toca el turno a El credo de los Asesinos (Assassin´s Creed), que debo confesar, nada sé al respecto. Entonces, ¿debo seguir? Yo creo que sí, porque como lo dije antes, los video-juegos también son historias. Vamos por partes. 

La trama: una secta de templarios busca hacerse con la llamada Manzana del Edén. ¿Con qué fin? Controlar la voluntad -y libre albedrío- de la raza humana. ¿Por qué? Para "erradicar" la violencia que, se narra aquí, es casi "inherente" al ser humano. Para que todo esto se cumpla, Abstergo (una sociedad moderna sucesora de los templarios), recluta a diversos individuos para localizar al descendiente de Aguilar, uno de los últimos asesinos que tuvo en posesión el codiciado objeto. La coincidencia genética del famoso asesino la encuentran en Callum Lynch (Michael Fassbender), quien deberá conectar con su antepasado, transportándose -y a nosotros con él- a la España de 1492 gracias a un poderoso artefacto llamado Annymus, y así encontrar el preciado objeto que supondrá la paz de la humanidad o el fin de todo lo "civilizado". 

El asunto (¿Es la violencia "extirpable" de la humanidad? ¿Somos "innatamente" propensos a la agresividad? ¿Es esa nuestra naturaleza? ¿No hay capacidad de elección?, etc.) trae a conciencia preguntas filosóficas, universales, humanas e incluso biológicas, pero sólo las muestra como pincelazo. No da el tiempo de profundizar en ellas. Si quisiera ver el concepto de libre albedrío, aunque existen infinidad de modos para abordar el tema, me basta una película que expone un mejor desarrollo al respecto: Los agentes del destino, aquella cinta dirigida por Nolfi en 2011. Ahí, Damon y Blunt son mucho más carismáticos y convincentes al exponer las desventuras y ventajas de la libre voluntad.

En El Credo de los Asesinos poco veo que sea rescatable. Comenzando por la premisa arriba expuesta a modo de interrogantes, la película no despega y se queda simplemente en un vano intento fílmico por ir más allá de una reflexión social. No da el ancho. Para colmo, veo con cierto grado de aburrimiento que la cinta cae en los lugares comunes del género de acción-ficción: el personaje catalizador, el "heredero" del poder/responsabilidad/misión, los papás asesinados por "una causa mayor", la sociedad/secta que busca acabar con una guerra de muchos años, un individuo único destinado para lo grande...

Que Cotillard agrada a la pupila y que Fassbender se "toma en serio" su papel lo creo. El actor fue el principal precursor mercadológico de la cinta basada en el video-juego de Ubisoft (en este punto, si algo de lo que digo es falso, me puedes corregir). Pero que Irons juegue al villano, me parece un papel opaco para un actor tan venerado. 

Además, la fotografía sólo en un par de escenas es admirable, en el resto luce arenosa, poco distinguible, poco diáfana; en contraparte puede que algunos de los efectos visuales sean bastante llamativos, pero no ayudan ni a que Andalucía, en 1492, luzca llamativa e interesante. Y creo que sólo la música de los cortos es interesante, porque, ahora que analizo la película, ni recuerdo haber escuchado ninguna pieza durante la proyección. ¿Tan mala fue? Yo creo. 

Es lamentable que una película que prometía mucho no se levanta casi nada como un producto que podía haber sido interesante, con todo y el tema histórico de la voluntad, incluso contextualizada en una época donde la iglesia era estricta y rígida con cualquier idea heterodoxa, pero ni Fassbender levanta algo que en su desarrollo fracasó estrepitosamente, ni me explicó cómo Cotillard y Irons se prestaron a esto. 

Y puedo detenerme y meditar, ¿por qué es tan mala? De inicio, el protagonista NO tiene un objetivo propio. Busca ayudarle a Abstergo y a su antepasado a encontrar el objeto, para así vengar a su mamá, pero estas metas son consecutivas, no originarias y no proporcionan la más mínima pizca de perfil psicológico. NO nos dice nada de él. 



Y como es una película que lentamente deja de tomarse en serio, cae en la paradoja de la antítesis de su propio planteamiento: el ideal que la película nos vende (no sé si por igual el VG) es que la violencia es un cáncer y debe ser erradicado. Yo me pregunto, ¿es eso posible? La humanidad no solamente tiene un polo positivo, también uno negativo. ¿Es posible extirpárselo? Como analizo arriba, lo encuentro poco probable, máxime que al final la cinta termina incluyendo escenas bélicas para dirimir todo el asunto político. ¿Sirvió de algo su discurso de que la paz puede ser una condición insuflable al ser humano si al final todo lo que se ve es sangre y puñetazos?

Entre lo mejor está la premisa por sí, y el elenco que hace lo posible por darle seriedad a la película, ya que ni desarrollo tiene. 

Entre lo malo está el ritmo, la consistencia, la estructura, el nulo desarrollo, la fotografía, la olvidable música... En fin. 

Comentarios

  1. Ciertamente es una apabullante descepción. No sólo argumental —que se sentía como temor natural, y de hecho es el pie del que más cojean las adaptaciones del videogame— pero también de presencia. Pues en efecto tienes un elenco de talla internacional, zapatos grandes, magnifico currícullum para postar de monigotes estóicos e inexpresivos. ¡¿Qué es eso?!
    Hasta parecen de esos niños apáticos que salen en la foto de grupo a huevo y ponen su jetota de dos metros antagonizando con la vida.

    Me da pena por Fassbender, pues realmente se empeñó en que el producto tuviera el empuje para materializarlo, hasta se apoyó de un equipo profesional cuya entrega anterior es una obra magistral en el legado de Shakespeare. Buscaron hasta replicar las acrobacias con mayor realismo y recurrir al CGI lo menos posible. Pero hay algo que este actor y demás encargados nuca hicieron: jugar el juego. Y yo tampoco.
    Pero ¡Oigan! se supone que la gracia más interesante del juego es la misión histórica. Es lo que de hecho motiva a la experiencia del usuario. Y en la cinta ni siquiera supera la mitad del tiempo en pantalla. Callum no era le personaje a desarrollar sino Aguilar de Nerha, y haberlo hecho a la inversa constiituyó el despeñadero completo de todas las buenas intenciones. Así que la violencia es un mal del ser humano, pero la soberbia es más cara.

    ResponderEliminar
  2. Le hubieras dado 1 estrella y ½.

    Esta película nació para ser polémica, principalmente porque necesitaba cumplir tres retos clave:


    1. Se una adaptación fiel a la historia o realizar cambios para generar una mejor historia para poder complacer a todos los fans y evitar destrozarlos.

    2. Atraer un público que no es conocedor en los videojuegos a través de una buena historia con efectos y escenas de combate y aventuras innovadoras con miras a generar más secuelas.

    3. El reto más complicado era que Altair (El muchacho chicho) tuviera la fuerte presencia que refleja en los videojuegos.

    Fuera de si los retos de la película se alcanzaron o se quedaron cortos, la película se compone de varios elementos algunos buenos y algunos malos:

    LO BUENO:
    Las escenas de acción fueron buenas, similares a las del videojuego y lo que todos los niños quieren ver.

    LO MALO:
    Los argumentos de la película no malos, en algún momento la película llega a ser fría y no tiene mucho sentido. Algunos pueden decir que es la peor adaptación de un videojuego de culto.

    No hicieron uso de personajes históricos famosos (Ese era uno de los elementos más fantásticos de los videojuegos).

    Los personajes carecen de carisma.

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "No hicieron uso de personajes históricos famosos (Ese era uno de los elementos más fantásticos de los videojuegos)." Me temo que eso es mentira. Aparece Tomás de Torquemada. Uno de los más crueles tiranos e hijo de perra máximo de la Inquisición Española. Que lo desaprovechan ENORMEMENTE eso sí.

      Eliminar
  3. Esta chafisima la película, me salí antes de que terminará, los efectos especiales, las escenas de acción y los combates parkur son muy buenos, pero sinceramente estuvo aburrida.

    ResponderEliminar
  4. Assassin´s Creed. Premisa interesante, buen elenco y UN POCO MÁS...

    Antes de ver la película primero leí tu crítica, en la cual expones: “Es lamentable que una película que prometía mucho no se levanta casi nada como un producto que podía haber sido interesante, con todo y el tema histórico de la voluntad, incluso contextualizada en una época donde la iglesia era estricta y rígida con cualquier idea heterodoxa, pero ni Fassbender levanta algo que en su desarrollo fracasó estrepitosamente, ni me explicó cómo Cotillard y Irons se prestaron a esto”.

    Honestamente he visto peores adaptaciones de videojuegos a películas, esta no es tan mala, Si bien no es una perfecta maravilla, al menos sí es muy legítima y decente. Tenemos que darle merito a las escenas de acción y los efectos especiales, además de la gran producción que trae consigo la historia
    Assassin's Creed no se convirtió en la gran película de culto que muchos fanáticos esperaban ni la mejor adaptación de videojuegos que será el parteaguas en nuestra generación pero si es muy entretenida y con algunos momentos muy aplaudibles.

    Firma: Televisando SQ.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"