Aliados. Un efectivo thriller romántico.


El tema del holocausto parece no tener fin. La principal justificación es: Hitler invadió montón de países. De ahí que sea razonable pensar que Hollywood ve a este famoso y fatídico evento como un enriquecedor campo de perspectivas para filmar esta historia incontables veces. La creatividad tiene lugar. Si bien mi película favorita sobre el tema es la de HITLER: Rise of Evil, estupendamente protagonizada por Robert Carlyle, también es cierto que hemos tenido otras buenas cintas que homenajean la barbaridad de aquella época. Tenemos la gustosa cinta de Tarantino Bastardos sin gloria, de 2009, centrada en el más puro estilo gráfico que una guerra de este calibre puede tener; tenemos también la de Tom Cruise ("Operación Valquiria"), estrenada en 2008, dirigida por Bryan Singer, más enfocada en la conspiración política. 

Sin embargo, si me gusta la cinta de Carlyle es porque, hasta donde sé, ha sido la única que ha presentado el tema desde el "antes de", la única película que se molesta en presentarnos a Hitler desde su infancia, cómo pasa por la escuela de arte, el rechazo, sus atrocidades, hasta convertirse en el legendario líder de la Alemania de 1939. Ahora, para complacer a un público cada vez más hastiado de ver lo mismo año con año, nos llega Aliados, con la sensacional, efectiva y hermosa Marion Cotillard y al galán cara dura Brad Pitt

Un oficial canadiense y una agente de la resistencia francesa se conocen en Marruecos, se enamoran ahí (donde mayormente se desarrolla cinta). Tras completar su misión, él le pide matrimonio, más por la pasión del momento y la "química" que siente con ella que por otra cosa. Después de asentarse y construir una vida juntos durante un tiempo corto, los superiores que él tiene le advierten de que hay sospechosas teorías que señalan que su esposa, ahora madre de su hijo, podría ser una espía alemana. Dispone de poco tiempo para averiguar la verdad antes de que sea tarde. 

De entrada, Robert Zemeckis, director de La cuerda floja, nos trae una historia de amor con drama clásico, una aventura que realmente atrapa al espectador con su intriga, su empatía, con el cariño que sentimos por los protagonistas, así como el conflicto creado alrededor. No mentiré y diré que, entre atmósferas, me dio la impresión de estar viendo nuevamente Mr & Mrs Smith, sobre todo por esas miradas que le arroja Pitt a Cotillard de "Sé que eres una perra, pero aun así te amo"; sin embargo, digo que Aliados es relevante porque se muestra totalmente capaz de construir su misterio, de engancharnos con él, de poco a poco ir revelando las piezas que componen su conflicto, para que llegado el momento, tengamos las herramientas para discernir qué haríamos nosotros en sus posiciones; por otro lado, su conspiración a través de rumores sencillos y creíbles, gracias a un hábil manejo de la cámara, nos tiene con la mano por la boca gracias a su adecuada tensión, a su manejo y desarrollo de situaciones -más que de personajes-, logrando que sintamos la empatía por ambos. 

El primer tercio de la película se enfoca en su encuentro y cercanía, mientras que en el segundo pedazo (el desarrollo), la cámara se centra en Pitt lidiando con la verdad y la mentira, y es que en aquellos tiempos, las traiciones eran el desayuno de cada mañana. Ambos actores convencen en sus papeles, Cotillard es adorable y convincente como la esposa "doble cara" mientras que Pitt, aunque le compro su personaje, no siempre me transmitió mucho con su expresión adusta. La música es eficiente, inquietante y, así como el diseño de vestuario y producción, recrea oportunamente la época. No obstante, cuando parece que la película elige completamente la narrativa dramática, salen las escenas de guerras aéreas, avionazos, pistolazos y demás, como si el director nos susurrara "No olviden que es la Segunda Guerra Mundial, así que no sonrían tanto". 


Una historia de amor inmersa en el conflicto bélico más famoso de todos, con dos actores entregados. Si bien algunos giros no son muy originales, la resolución impresiona, IMPACTA y nos deja llorando. Es disfrutable en su tratamiento dramático, romántico y, afortunadamente, poco aborda los dilemas de conspiración. 

A mí me gustó y la recomiendo, pues aunque ha habido infinidad de cintas cuyo contexto es la Segunda Guerra Mundial, esta cinta entretiene lo suficiente con su propuesta. 

Lo mejor es, principalmente, Marion Cotillard, después Brad Pitt como el esposo con el dilema del amor y su lealtad al país que protege. 

No sé si ver como "malo" el asunto de su duración, pero hubo momentos donde sí se extendió un poco. 

Comentarios

  1. Es otra película más de espías en la segunda guerra mundial, la historia es buena pero me dio la impresión de que estaba mal contada y con muchos clichés.

    Magnifica la actuación de Marion Corillard y Brad Pitt poco expresivo (dejo mucho que desear). Fue una película muy convencional ni buena ni mala.

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"