Crítica a Mundo Jurásico



Una historia divertida, humor adecuado y atractivo visual. 

Al ver los primeros cortos de Mundo Jurásico (Jurassic World) yo me preguntaba si era necesario tener de conocimiento base las entregas anteriores. Mi respuesta sería indecisa, simplemente porque la historia parece tener el efecto entre separarse de las demás y al mismo tiempo retomar la base de la premisa y poderla explotar de un modo distinto. 

La historia evidentemente se ubica años después de la primer entrega (aunque no sé por qué algunos críticos señalan que son con exactitud 20 años) y, por supuesto, sí es evidente que ignora las secuelas y así tener más campo para la trama. La temática se dispara cuando el Indominus Rex da cuenta de sus capacidades por encima de los demás dinosaurios y comienza a sembrar terror y muerte a su paso. 


Así arranca la película, claro, ornamentándose con un sabroso toque de suspense necesario para no darle al espectador todas las pistas de lo que realmente sucede; vemos a los técnicos, tratando de solucionar el problema antes de que sea demasiado tarde y la película se desarrolla; el personaje de Pratt, Owen Grady, entre héroe y cómico, ofrece un papel creíble y entretenido, mientras Bryce Dallas representa, además de un personaje interesante y redondo en términos literarios, el atractivo visual de la película (algunos la recordarán como Gwen Stacy en la trilogía de Spidey de Raimi...). 


Sin embargo, con esta película queda claro que Dallas Howard tiene talento, pues se despega de una mujer simplona, fría y calculadora a ser una temeraria dispuesta a luchar contra el peligro. A varios de los personajes los sentí entrañables (Owen/Claire), algunos convincentes (Simon Masrani), otros necesarios (Vic Hoskins), algunos regresan de la saga para darle la atmósfera nostálgica que el filme necesita (Henry Wu), pero el que me desagradó fue Zack, aunque se entiende el tipo de personaje que es y su necesidad en la trama.


Las secuencias de acción emocionan; se puede sentir el peligro más allá de la pantalla y la empatía con los Cuello Largo, además de la gente que termina siendo presa por el descuido de unos pocos. El desenlace muestra algunas acciones ilógicas, pero si un@ como espectador@ se adentra por completo en el sci-fi del filme, logra ignorar y disfrutar la película.


A estas alturas es palpable que el filme lleva efectivamente ciertos matices de reflexión y profundidad en los personajes, pero también es importante la sutileza con la que esto se da, pues la trama no es sobre la familia en específico, sino sobre el eterno dilema del hombre intentando manipular su entorno, la naturaleza que lo rodea; una lejana alegoría de nuestro lado divino.


El único "pero" que le vi a la película es que su clímax; su resolución me pareció demasiado simple, y  burda. Además del hecho de que nada sucede fuera de la isla, siendo el final muy elemental, además de que deja muchas cosas implícitas. Fuera de eso, entretiene y bastante. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"