Libro: Salem´s Lot.

Excelente atmósfera, personajes endebles.



Espero no haya aquí fanáticos de King, porque si no, el karma me perseguirá toda la vida. Escribo sobre la que es la segunda novela del reconocido autor de terror tras haberla revisitado por segunda ocasión y puedo decir que parte de mis primeras impresiones no han cambiado, otras...un poco. Comencemos...

Salem´s Lot es, para mí en muchos sentidos, una novela fuente. Es una novela que sirve -y sirvió- de inspiración a todo el género del terror en el sentido más amplio del término, y a riesgo de enunciar algo que puede no ser del agrado o ser incluso polémico, me explicaré: la novela presenta los elementos del que la corriente literaria (y el género cinematográfico, por defecto) beben desde hace años (recordemos que esta novela la escribió King en los años 70), así que no era sorpresa encontrarme -o más bien, imaginarme- cada uno de los elementos que el cine de terror ha usado en el tipo de imaginación que la novela demanda para sumergirme en su universo.

Es, por esta razón, una novela de época y ambiente, una novela que, en sus evidentes y literarias descripciones, a mí como lector, me sumerge con realismo, con poesía, pero también con estilo, el estilo asustador que caracteriza a King desde hace años, un estilo que representa una novela fruto de la imaginación y la inspiración.

Y puede que ambos elementos conjugados no hayan sido explotados al máximo; Salem´s Lot es de las que asustan, como ciertamente menciona el autor en su prólogo, pero incluso con sus espantos, con la petición de creer en su mitología, en lo que propone, peca, a mi parecer, en detallar más a los personajes. Toda persona que se aprecie de estudiar Literatura sabe que a King le precedieron Poe y Lovecraft; los sigo leyendo; percibo reminiscencias en el escrito.

La primera vez que leí esta novela quedé maravillado con el personaje del sacerdote, por su conocimiento, por su "preparación"; y por un elemento más: el inesperado y muy imaginativo epílogo. Tras leer la novela por segunda vez, y años más tarde, sigo pensando lo mismo: la novela es buena, es inquietante y, más que espanto, me provocó náuseas y aversión en algunos aspectos, pero a la fecha pienso que lo mejor de la novela recae en su epílogo, y en la forma como King plantea "[...] DESPUÉS".

El epílogo es insuperable; le sigue Mark (el chico), a mi gusto el personaje más sólido de la trama, seguido del profesor Matt; Ben y Susan...me agradan, pero palidecen y están como accesorio al servicio de la historia. En cambio, con Mark tenemos inteligencia, certeza y noción del peligro y eso es más importante, porque es al que más matices le otorga King, lo llena de inteligencia, de contexto, de dolor, de pérdida, de vulnerabilidad y una precoz consciencia de su entorno.

El anverso de personajes sirve para darnos a conocer datos de los villanos; aquí King se esfuerza en proponer una trama que, por ningún lado, humilla la mitología vampírica. ¡Al contrario! La respeta, la venera. Y si bien no he leído el resto de la bibliografía del autor, lo ubico de sobra (la película IT, de Andrés Muschietti me gustó). Un autor que, desde luego supo encasillarse, otorgando la fuente de clichés que hoy conocemos. Me daré un paseo por su otrora Cujo pronto. Espero.

Por lo pronto, regresaré al universo de Ildefonso Falcones, como señalé en la entrada literaria anterior... 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"