Basada en Hechos Reales.

Cuando somos nuestros personajes.



Apegándome, no a la filmografía del reconocido director polaco, sino a la galería de películas que hablan de escritores, pienso en La Ventana Secreta (Secret Window, Dir. Koepp, 2004) la ficticia -y poco apreciada por muchos- Sin Límites (Limitless, Dir. Burger, 2011) o la impactante El Gran Secreto (The Words, Dirs. Klugman, Sternthal 2012). En todas, el elemento predominante ha sido el escritor como artista, ese bienhechor de gran parte del Séptimo Arte es el objeto de análisis de estas obras. Si en la primera tuvimos a un estupendo Johnny Depp en el papel de un escritor que debe encontrar la forma de parar las constantes e irritantes peticiones de un sujeto que parece ser más de lo que él supone, en la segunda película tenemos a Bradley Cooper fungiendo como un escritor fracasado que, tras el encuentro con un ex-cuñado, obtiene la oportunidad para despegar en su carrera profesional (y vida personal) y convertirse en algo más que un escritor (según la cinta, claro).

En la tercera cinta Cooper retoma el personaje de escritor, pero lo hace desde un ángulo más humano: el del fraude. Aderezada la película por atmósferas inquietantes, misteriosas y absorbentes que adicionan la participación del formidable Jeremy Irons, esta historia enlaza pérdida, drama, amor, culpa, literatura, muchos temas en una excelente película cuya premisa es: ¿Qué pasaría si publicaras algo que no es tuyo?

Ahora bien, ¿por qué menciono estas cintas si quiero hablar de Basada en Hechos Reales? Porque en la cinta de Polanski hay un poco de las tres arriba mencionadas; tenemos fracaso, tenemos bloqueo creativo, y tenemos por supuesto una exploración al lado más oscuro de la Psicología literaria: cuando nos convertimos en nuestros personajes; aquel momento en que nuestra psique es ya tan profunda, que no distinguimos realidad de ficción. Y la cinta dirigida por Roman Polanski juega perfectamente bien sus cartas, al deambular peligrosamente por el misterio, con la inquietante sensación de que algo escabroso, terrible y poderoso ocurrirá al final. 

Y si digo que se trata de una excelente pieza de misterio, no estoy bromeando: decir que este thriller psicológico te mantendrá "al filo de la butaca" es un cliché y una exageración, pero sí es verdad que te absorberá por su trama, por sus personajes y por su narrativa. Esta cinta, de corte psicológico laberíntico, es la adaptación de la novela homónima de Delphine de Vigan, la cual, valga la pena mencionar, se adentra con elegancia, poder y sofisticación en la psique femenina, por medio de la perturbadora relación entre la escritora Delphine Dayrieux (Emmanuelle Seigner, la esposa de Polanski) y Elle (la magnética, seductora y maquiavélica Eva Green), admiradora de la autora, cuyo reciente best-seller se inspira en una historia profundamente personal sobre su madre. 

La historia arranca cuando ambas comienzan una fortuita amistad –una especie de tour de force actoral– que paulatinamente se acerca al terreno de la psicopatía y el acoso a través de los actos de la misteriosa Elle. Y si bien la cinta se apoya deliciosamente en la música compuesta por Alexandre Desplat, el mayor mérito recae en la interpretación de las dos mujeres, en una (según la narrativa) volviendo un enigma descifrado a medida que la historia avanza, y en la otra, una escritora atrapada en el bloqueo creativo, producto del temor que sucede al éxito popular de su reciente obra. 

Y hasta aquí llega mi artículo. La cinta goza de tantos simbolismos literarios, muchos caminos y perspectivas...que no acabaríamos nunca. Por eso tengo el gozo de decirte que la veas, que la disfrutes como lo hice yo. Te di realmente pocos, pocos elementos para saber de la historia, porque debes verla, debes sentirte parte de ella. Y lo mejor es que Polanski no se contiene, no se mesura en su habilidad para contarte la historia, cuyo final toma una ruta distinta a la prevista, y cuyas actuaciones son increíbles. Le doy 4.5 estrellas porque es una cinta obligatoria, quizá no sea el gusto de muchos pese al contexto biográfico de su director, pero que sepas que te la recomiendo por lo humana, interesante, absorbente y tangible que se siente. 

 Eva Green está genial en su papel y Emmanuelle Seigner es natural y transparente en su papel de la escritora vulnerable. No te pierdas esta cinta, te dejará mucho pensando en ella (literal) después de los créditos. 

Comentarios

  1. With 84 years of age, Roman Polanski presumes one of the most influential filmographies of all time. He owes masterpieces such as Repulsion, The Dance of the Vampires, Rosemary's Baby and Bitter Moon, as well as more commercial profile work such as The Pianist and the 2005 adaptation of Oliver Twist.

    Among all those works, those that best reflect his abilities as a filmmaker are those that portray the personal demons that play with the perception of the protagonists, and that group belongs, although with lukewarm results, based on real events, his most recent film.

    Delphine (Emmanuelle Seigner) is an uncomfortable author with the success of her debut novel. She receives anonymous letters accusing her of profiting financially from a family history, and is pressured by the need to continue writing and capitalize on the triumph.

    Following the advertising campaign of the book, Delphine meets Elle (Eva Green), a mysterious fan who seems to understand her like no one else, and with whom she initiates a relationship that will gradually fracture until reaching the limits of sanity.
    Based on real events, it feels like a great success for Polanski, but whose curatorship was not exactly the most effective.

    There are his wife (Seigner) again in a leading role, the subplot of the ghostwriter he had already addressed in The Ghost Writer; the arches of the crippled character and the stormy relationship, similar to those of Luna amarga; and the romp with the fragile line that divides reality and hallucination, seen in Repulsion and Rosemary's baby.
    But the similarities are not limited only to the works of Polanski, because based on real events it feels suspiciously like Single Woman Seeks, that ninth thriller in which Bridget Fonda and Jennifer Jason Leigh were supplied with catorrazo and clean slash.

    It is because of this succession of similarities, combined with sequences that seem to lead nowhere, that the film loses strength from its first half, so that the twist is exposed when even the main knots have not been presented.

    For when the final credits run, it is evident that the contributions of Based on real events are the presences of Seigner and Green, and the hypnotic soundtrack of the two-time Oscar winner Alexandre Desplat, flashes in a film that lacked the usual attitude provocative of its director.

    -Signature: Mr. Hi Hello

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"