Crítica a El Clan


Basada en hechos reales, El Clan es una cinta que debe ser vista. 

Con la presente cinta entro a descubrir el estilo narrativo del cineasta Pablo Trapero. Por lo que sé, su cine siempre aborda temáticas que exponen [negativamente] importantes cuestiones tomando como base momentos socio-políticos en el país. En este caso, el director se enfoca en el aspecto psicológicamente negativo del núcleo social más profundo: la familia. 

Tomando como referencia la situación política que acaeció en Argentina durante los años ochenta, Trapero construye con El Clan una historia de corte dramático muy intensa,  y esto radica más en lo visual que en lo subyacente, o en el marco histórico de la cinta. Una vez que Trapero une para nosotros las piezas argumentativas de lo que nos quiere presentar, es que somos testigos del dilema ético, individual, social y familiar que reúne a sus personajes, pues la ambientación (en este caso la crisis Post-Dictadura Argentina) ayuda a entender la gravedad de lo que vivieron. La historia aborda con claridad la situación, e incluso va más allá, haciendo que ésta se convierta en el personaje de fondo. Este factor lo vive la familia del filme, la familia Puccio,  en concreto el papá Arquímedes y su hijo Alejandro. Cada uno ofrece un rango interpretativo profundo, destacando lo emocional y con matices muy interesantes. 

Otro aspecto de la película que vale la pena mencionar es su banda sonora; en diversos momentos, y con el diseño de producción y audio cuidadosamente expuestos, gozamos de varios grupos musicales propios no sólo de la época a la que el filme hace referencia, sino también a la cultura a la que alude. Este factor permite sentir natural la incursión en la historia, haciéndola más íntima, logrando una conexión con lo que vemos. A partir de la cosmovisión de cada personaje, la cual puede traducirse en su forma de hablar, sus matices (o sea, la forma como reaccionan ante cada situación) y su propia psicología (miedos, deseos, sueños, esperanzas, motivaciones, etc.), es que todos ellos son retratados de una manera ascendente y totalmente creíble. 

Si bien la película es profunda y hábil al contarnos la historia de esta peculiar familia, lo cierto es que a nivel de construcción narrativa, el primer acto puede causar confusión. Cuando vean la película, entenderán este punto.

Como dije al principio, aunque estoy apenas iniciándome en la filmografía de este director, se percibe la crítica familiar que procura retratar, siendo en este caso, la construcción y desarrollo interpersonal del concepto de familia, porque es a partir de este nivel social que nos constituimos, formamos y desarrollamos profundamente. Vale la pena añadir el énfasis que  el director pone en las decisiones de los personaje, de cómo los desarrolla y pone en tela de juicio sus criterios, llevándolos a sus extremos, de manera que quedan expuestos con la suficiente claridad para que el espectador los entienda, comprenda y juzgue. 

Por esto y por la fidelidad de los hechos reales que presenta, El Clan es una cinta importante que no debe dejarse de lado y de la cual conviene aprender todo lo que se pueda, porque en términos económicos, políticos y sociales, retrata algo verídico y preocupante, pero cinematográficamente, exquisito.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"