Crítica a HITMAN: Agente 47


Hitman: Agente 47 es visualmente muy entretenida, pero repetitiva y trillada en sus secuencias y diálogos. 

A diferencia de la entrega del 2007 con Tymothy Olyphant como estelar, esta película, aunque intrincada en principio, es sencilla en esencia. Bueno...por un lado, claro. De entrada es imprescindible aclarar que tanto ésa como ésta están basadas en el video juego del mismo nombre: un asesino a sueldo modificado genéticamente y, ahora, está en busca de la hija del científico que ayudó a darle el plus a su cuerpo; en otras palabras, el científico que lo ideó. 

Como algunas otras cintas del género, ésta comienza con una voz en off femenina explicando el contexto de la trama, y así pasa directo a la acción. En otros caso, eso se podría agradecer, ya que no tenemos que esperar a que la acción se dé en una película como esta: de agentes especiales del gobierno acabando con los malos y salvando al inocente que se descubre dueño de un poder o habilidades inusuales. Ese aspecto de la trama (acción) es un punto a favor y se agradece, pero no es suficiente para hacer de éste un filme sobresaliente, al menos no fuera de lo visual. 

Desde que el primer acto comienza a seguir su curso, estamos ante una serie incansable de secuencias (bien logradas en general) que nos dan la aburrida sensación de ya haber visto lo que acontece en otras cintas. Comenzamos a adivinar los movimientos, las jugadas, las escenas y los diálogos que el guión le escupe al espectador. Con personajes propios para una cinta así, el asombro queda relegado por lo visual, donde, claro está, el filme se eleva lo suficiente para hacernos parte del "peligro". 

Una mujer dotada de habilidades inusuales busca a su papá...punto; ¡ah!, pero no es la única. Un agente que mata, 47, la busca, y entonces aparece, de manera casi sorpresiva, John Smith (Zachary Quinto; algunos lo recordarán como Silar en la inacabada Héroes de Universal...), quien no contribuye a innovar la trama. Hasta se siente la memorización de sus diálogos como perico, al punto de que la historia pierda la profundidad y la adrenalina necesarias. Ni sus gestos y expresiones parecen espontáneos o auténticos para ser tomados en serio. 

Seguido de ese aspecto tenemos las persecuciones en autor y los karatazos, propios del filme, que visualmente entretienen y emocionan, pero considerando la cantidad de extras para la película, terminan siendo casi lo único valioso, pues con el presidente del Syndicate buscando la clave genética que hace de estos agentes sujetos invencibles; el aliado que se revela como villano, el agente villano que luego es aliado y héroe, más diálogos poblados de acentos que se escuchan falsamente británicos, la cinta se pierde. Aunado a ello, no parece haber consistencia entre las persecuciones. 

Fuera de las peleas, las carreras, las persecuciones y las locaciones de trama, que se antojan mucho, este filme no sobresale, y no es que aburra o se sienta pesado, pero definitivamente no será uno para recordar. 

Comentarios

  1. En resumen una pelicula palomera... que no aporta nada nuevo a este genero... :) gracias por tu critica.. :)

    ResponderEliminar
  2. A la película le falto más misiones de asesinatos y más escenas de sexuales. Pero en general fue muy buena, estoy de acuerdo con tus estrellas

    -Tacos al Pastor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"