Un Porvenir

Es claro, ¿no? Nuevo año, nuevos propósitos, nuevas planeaciones, ¿no es algo ya trillado, una fórmula recurrente y falta de re-definición? No siempre, si lo pensamos bien, y no en todos los aspectos. Como muchos, tengo mis propias maneras de alegrarme cuando estoy triste, o de apegarme a la realidad cuando tengo que hacerlo, como cuando investigo tal o cual tema que tiene que ver con obras mías ya hechas, o en proceso o apenas germinando como una pequeña idea. 
Así pues, cada día sumamos a nuestros anhelos y propósitos nuevas formas de obtener lo que deseamos, pero siempre con la mirada en alto, con optimismo:
Cuando escucho una canción con mucho ritmo y agilidad fonética, así me pongo, entonces nos sentimos invencibles, ¿a poco no? Pero eso no descarta la temible adversidad que nos rodea, ¿no es eso lo genial de la vida? ¿Hasta dónde podemos llegar con una buena y gran sonrisa? A muchos lados, pues como se dice habitualmente "Todo es cuestión de actitud" y la verdad que la frase está muy apegada a la realidad socio-cultural que estamos viviendo. Creo que vale más alguien que se preocupa por aprender, por trascender y ver por los demás que alguien que sólo ve algo en sí mismo, no en conjunto. 
Entonces nos ponemos así:
Recuerdo que alguna vez en FACEBOOK llegué a expresar que, aunque la música me provoque sonreír y en ocasiones hasta bailar (frente a mi novia o en solitario), sólo en el mundo de los libros encuentro un placer indescriptible, una pasión infinita, que me lleva a más a cada instante, a entender algo misterioso, a explorar terrenos insospechados, a ampliar mi horizonte de posibilidades, y es que si juntamos a la literatura con la psicología, el resultado es muy amplio y diverso, ¿no es genial?

Y es que es realmente apasionante escribir, pero ¿sobre qué escribir? ¿Sobre un sujeto cuyo campo moralista es limitado por sus prejuicios? ¿Sobre dos amigos que aprenden el valor de la amistad? ¿Sobre adolescentes adquiriendo poderes ya conocidos? ¿Sobre ladrones? Ahora, sea cual sea el o los personajes, ¿dónde comenzaremos su historia? ¿En una escuela, un banco, una casa, de viaje? Vaya, todas estas preguntas señalan que las posibilidades de creación son simplemente vastas, increíbles, amplias, emocionantes, ¿qué más podemos decir de esto?
La palabra es PODER. ¿Lo usaremos en beneficio o en perjuicio? 
La palabra adquirirá su verdadero potencial cuando sea usada con pasión, con el corazón. Así de simple. ¿Hacemos caso a la moral o a nuestros deseos, nuestros sentimientos?
Y entonces nos enfrascamos en el bellísimo, aunque complicado y en ocasiones "peligroso" mundo de la
Psicología. Tentador y muucho. Crear, escribir, dialogar, establecer contacto con otro ser humano, vivo en persona o a través de una emocionante aventura, ¡¡simplemente GENIAL!! 

Y entonces llega el 2014, con anuncios, promociones, cuentas que pagar, cuentas que adquirir, adelantos, necesidades, advertencias, movimientos, eventos, desgracias y mucho más en una sola idea: Humanidad. Esto nos insta a dar por un mejor futuro, y más cuando somos testigos de el nacimiento de bebés (últimamente algo común) de parejas relativamente jóvenes, de mi edad o poco más grandes. ¿Estaremos preparados para ese nivel de compromiso? 
Un ejemplo de un compromiso muy poco convencional, como dijo Kirtash "Los humanos crean una cultura donde lo principal es lo socialmente aceptado, en lugar de ponerse a pensar en lo que cada persona quiere". ¿De verdad? ¿Tan mal estaremos? Yo no sé, quizá, es posible, sólo sé que todos tenemos un propósito (¿o será un engaño?) en nuestras vidas, algo que llevar a cabo, algo que nos satisface profundamente a cada uno, algo por lo qué luchar, algo que nos define y nos reta a cada paso que damos, algo que nos hace ser lo que somos, lo que fuimos o lo que seremos en un futuro cercano y lejano. Por eso, a sonreír, porque cada día es un milagro por sí mismo, y entonces, cuando alguien cercano nos dice que enfrentará una prueba en la vida que le servirá de algo, sólo nos alegramos y le deseamos la mejor de las suerte en esta vida, como yo ahora mismo:
Gracias, amigos míos. 
Sabiendo que vivo en un mundo muy complicado pero que nos invita a superarnos a cada instante, yo descubrí y elegí voluntariamente mi PASIÓN en la vida: la literatura, mi motivo, lo que me causa una alegría que ni las 500, 000 palabras que el español tiene actualmente, la pueden describir, por eso y mucho más, como dice Mago de Oz "Escritor soy, ESCRITOR SERÉ". ¡Hasta la próxima!

Comentarios

  1. (Jejeje, soy un cabrón)
    Eehhh, espera déja me inyecto insulina que tengo sobredosis de azúcar. *gruñe y suspira*
    Ya está, ahora "¿dónde me quedé? Ahh, sí sí" Entiendo ese espíritu renovador que anhela alegría y buena voluntad, y personalmente procuro más bien ser cívico y propio, aún cuando vea de frente a un especimen del que la selección natural debería hacerse cargo...
    Me alegra, no obstante, y sobre manera esa dedicada pasión por la escritura. Mucha gente reacciona en los términos que hablas de la música, ya no por pasión o por devoción, sino por una respuesta fisiológica —es en serio—, de modo que encontrar apasionados por cualquier expresión de creatividad intelectual es en sí misma una odisea con más desventuras que victorias.
    Yo no creo en el valor del hombre por el hombre (lo sé, como dije antes, soy un cabrón), sino del valor del hombre por lo que ofrece, lo que crea, lo que da. Nos debemos a nuestra huella en el mundo, a nuestro impacto y sí, todos los seres vivos plasman ese impacto tan sólo convirtiendo el oxígeno en bióxido de carbono... o a la inversa, según les plazca; pero la humanidad se caracteriza por ser todavía más sustancioso en su legado, muchas veces para mal, la verdad. Así que si de verdad buscas ser mejor persona, entregate a tu arte, sin importar cuál sea, será tu edificador, tu peñón de Gibraltar que en lo más violento mar te mantendrá sobre el horizonte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Crítica a Lapso de Tiempo

Análisis Crítico a El Psicoanalista

Análisis Crítico de "Los Juegos del Hambre"